Publicado el 03 de ene de 2013 7:31 pm |

  comentarios

(Caracas, 3 de enero. Noticias24).- El inicio de un nuevo año es un momento propicio para la nostalgia, en este caso de sonidos del pasado que empiezan a caer en el olvido, con la aparición de las nuevas tecnologías. El Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción se ha convertido en un refugio para todos esos ruidos desde los teléfonos de disco, pasando por los viejos módems de 56K y el zumbido de un disco floppy.

Esos sonidos de nuestra infancia están siendo recopilados por esta pagina web que apareció en la red en enero de 2012, con el objetivo de rescatar estos tesoros sonoros. En la pagina el usuario puede encontrar sonidos como el de una cinta de VHS enredándose en el cabezal, el ruido de un casete rebobinándose o la melodía de arranque de Windows 95.

El museo fue creado por los jóvenes profesionales estadounidenses Phil Hadad, Marybeth Ledezma y Greg Elwood, que se conocieron en la Universidad Brandcenter, en Virginia. Hadad, que ahora trabaja en una agencia de publicidad, dijo que la idea surgió una noche mientras los tres enviaban mensajes de texto.

“Marybeth escribía sus textos en un Blackberry y todos podíamos escuchar el tecleado. Greg y yo lo hacíamos en silencio con iPhone”, relató Hadad. “Fue ahí donde empezó la discusión de si la tecnología había llegado a un punto de no producir sonido alguno”.

Otro ejemplo que dio Hadad fue cuando compró un televisor y al conectarlo mal se encontró con una pantalla azul muda, en lugar del clásico e intolerable sonido de estática que se recibía antes. Este tipo de hechos los llevó a construir un sitio web donde guardar estos viejos sonidos.

El sitio busca ser divertido y reflejar sentido del humor, por eso recuerdan sonidos nefastos, como el momento en que una cinta de VHS se enreda o el molesto sonido al conectar a Internet de los viejos módems telefónicos.

Curiosamente el curador del museo también es virtual y su nombre es Brendan Chilcutt, un nombre inventado por los fundadores del sitio, que tiene una historia propia y describe los sonidos como si estuviera catando un vino. Con respecto al futuro del sitio, están buscando una manera de involucrar a los usuarios, haciendo al espacio más interactivo y salvando nuevos sonidos del olvido.

Con información de BBC Mundo