Publicado el 04 de ene de 2013 8:01 pm |

  comentarios

(Caracas, 04 de enero – Noticias24).- El hermano del astronauta, Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna, asegura que la famosa frase: “un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad” no fue espontánea.

Dean Armstrong, durante un programa de la BBC, reveló que su hermano tenía la frase mucho antes de partir a Cabo Cañaveral, y que le había entregado un papel en el que estaba escrita la famosa frase una noche poco antes de que la tripulación del Apollo 11 partiera.

En el programa la familia revela que después de dar aquel “pequeño paso”, Armstrong se vio dominado por la ansiedad y una sensación de que todo lo que podía hacer en la vida ya le había sucedido. Su hijo, Mark, sugiere que su obsesión con el trabajo, que le costó su primer matrimonio, tenía que ver con ese “paso”. Era una ambición imposible. ¿Cómo iba a poder competir con el primer hombre que había pisado otro planeta?, explicó Mark.

Durante décadas se discutió si Armstrong había puesto o no un artículo indefinido en su famosa frase “a small step for (a) man, a giant leap for mankind” Un programa que emite la BBC este domingo parace tener una respuesta definitiva al enigma.

En inglés la ausencia del artículo indeterminado hace pensar que Armstrong se refería a la humanidad en su conjunto (man) mientras que su presencia indicaba que él (a man) estaba dando un pequeño paso físico para pisar la Luna pero que ese paso significaba un gran salto para la humanidad.

Armstrong, quien murió hace tres meses a los 83 años, siempre sostuvo que él había incluído el artículo indeterminado, aunque llegó a admitir en 1999 que no lo podía escuchar en la grabación, algo que atribuyó a un problema de estática.

Para el mundo las cosas se dividían entre los que pensaban que, llegado el histórico momento aquel 21 de julio de 1969, Armstrong se había puesto nervioso y no había podido pronunciar bien su frase célebre y los que buscaban un sentido oculto. Una segunda versión del debate era si Armstrong tenía la frase preparada o si le surgió espontáneamente, casi regalada por el carácter extraordinario de lo que estaba viviendo, como él mismo había declarado.

Con información de ABC