Publicado el 14 de ene de 2013 6:34 pm |

  comentarios

Foto: DPA

(Berlín – DPA).- ¿Es una podadora de césped, un avión o tan solo un PC? Las computadoras de alto rendimiento pueden romper los nervios a cualquiera con el ruido que producen, pero unos pocos cambios técnicos pueden hacerlas callar rápidamente. En todo caso, a juicio de expertos, los ordenadores modernos son menos ruidosos que antes.

Sea que el usuario quiera trabajar en paz con su PC o desplazarse por el mundo imaginario de un juego, una computadora ruidosa puede molestar mucho. En una tienda de computación, raramente informan al posible comprador del ruido que puede producir un laptop o un PC, y en las páginas online hay poca información al respecto. ¿Cómo encontrar entonces un ordenador aceptable que haga poco ruido?

Actualmente, las más ruidosas suelen ser las computadoras de alto rendimiento para juegos electrónicos, dice Kirstin Wethekam, especialista de la Stiftung Warentest, la agencia alemana de protección del consumidor.

“Hace algunos años, había incluso aparatos que permitían regular la rotación de un ventilador”

Los principales causantes del ruido son los ventiladores. En estos aparatos, no sólo el procesador y la fuente de alimentación están protegidas del calor mediante ventiladores, sino también la tarjeta gráfica. “De lo contrario, los chips de alta gama en estas tarjetas podrían literalmente arder”, señala Christian Herzog, experto de la asociación alemana de la industria informática, Bitkom.

En todo caso, la industria ha procurado en los últimos años atenuar el ruido en las computadoras. “Al menos, máquinas compradas en tiendas online pueden ser devueltas dentro de 15 días”, dice Herzog. “Es por ello que muchos fabricantes procuran no instalar piezas ruidosas allí donde deba haber ventiladores”.

La experta Wethekam agrega que, en las últimas pruebas de laptops y ultrabooks, todos los candidatos merecieron calificaciones de “bueno” y “aceptable” en el rubro “ruido en funcionamiento”. En general, los ultrabooks con procesadores de bajo consumo, chasis de alta calidad y tarjeta gráfica generalmente ubicada en la propia placa base, son mucho menos ruidosos que los laptops standard, aunque, en todo caso, también más caros.

Al menos en el comercio informático alemán, en la búsqueda de una computadora silenciosa ayuda la etiqueta del “ángel azul” que la Agencia del Medio Ambiente (UBA) otorga a los productos industriales, calificando factores como consumo eléctrico, larga vida, construcción reciclable y emisión de ruido. La norma pone límites de 38 decibelios (dB) en funcionamiento quieto y de 42 dB con el disco duro activado, márgenes que no pueden ser sobrepasados. Un televisor a nivel normal alcanza cerca de 60 dB, mientras una persona hablando suele ser algo más bajo.

En todo caso, a muchos fabricantes parece preocuparles muy poco el lograr la etiqueta con el ángel azul. En la página web de la UBA sólo figuran 12 PCs de un solo fabricante, mientras hay más de 300 modelos de impresoras. Puesto que el fabricante no lo menciona, el usuario debe buscar por sí mismo el PC con índices más bajos de ruido de funcionamiento. Para que un aparato pueda ser calificado de silencioso, no debería sobrepasar los 45 dB, señala el experto Herzog, de Bitkom.

Pero, para quien no anda en busca de un nuevo aparato, sino que sólo desea mejorar el que ya tiene, hay muchas posibilidades. Así, resulta relativamente fácil instalar un ventilador con aspas más grandes, capaz de insuflar en la caja, con una rotación menor, la misma cantidad de aire que procura un ventilador de aspas pequeñas.

Pero para procurar el silencio en el escritorio no hace falta echar mano a tales recursos

“Hace algunos años, había incluso aparatos que permitían regular la rotación de un ventilador”, dice Herzog. Actualmente esto es supérfluo, porque los ventiladores adaptan su velocidad de forma automática a la temperatura del procesador o de la tarjeta gráfica que debe refrigerar.

También puede bajarse el nivel de ruido de un PC desactivando partes no necesarias. Así, por ejemplo, la función de gestión de la energía de Windows puede ser ajustada de modo que desconecte el disco duro tras un tiempo determinado. En algunos laptops, la tarjeta gráfica puede ser desconectada mediante un interruptor en la caja. Y, finalmente, para los ordenadores de escritorio hay también procesadores dotados de un elemento refrigerante pasivo. Según Herzog, “se trata de un gran bloque metálico con láminas que, combinado con un buen escape de aire, hace que la computadora sea tan silenciosa como una tableta”.

Aficionados que se montan sus propios PCs -también llamados “casemodder”- recurren a soluciones aún más originales. Muchas de sus ideas no sólo convierten la computadora en una obra de arte, sino que también la hacen más silenciosa. Algunos, por ejemplo, han tomado del automóvil la idea de la refrigeración mediante agua, que trabaja sin ruido y permite reemplazar varios ventiladores en la computadora. El colmo de este principio lo constituyó hace dos años el primer premio de los campeonatos alemanes de “casemod”: un aparato en el cual la caja consistía en tubos de cobre llenos de agua que formaban un circuito.

Pero para procurar el silencio en el escritorio no hace falta echar mano a tales recursos. Los actuales sistemas de ventilación son tan eficientes que no es necesario un sistema de refrigeración por agua. Eso sólo se justificaría “en una computadora de alta gama y altísimo nivel de rendimiento”, según dice Alexander Gliserin, durante varios años director del jurado de los campeonatos alemanes de casemod.