Publicado el 23 de ene de 2013 7:15 pm |

  comentarios

(Caracas, 23 de enero – Noticias24).- La ciencia avanza a pasos agigantados y ello ha permitido la reconstrucción en 3D del cerebro de un gigantesco ampelosaurio, a partir de los restos del animal hallado en el año 2007 en el yacimiento de Lo Hueco (Cuenca) en España.

El trabajo ha sido recientemente publicado en la revista PLOS ONE y se ha llevado a cabo gracias a los restos fosilizados de su cráneo, de unos 70 millones de años de antigüedad (Cretácico superior).

Hasta el momento, los científicos dan fe de una especie de este género ‘Ampelosaurus atacis’ que fue descubierta en Francia. Sin embargo, por las diferencias entre ambos fósiles, el español y francés, no se descarta la posibilidad de que pudieran ser dos especies diferentes.

Fabien Knoll, quien ha dirigido la investigación del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Csic afirmó que “serían necesarios más restos para garantizar que se trate de una nueva especie”. Es por ello que el equipo de científicos ha catalogado al ejemplar como ‘Ampelosaurus sp.’, lo que deja abierta la posibilidad de identificación a otro nivel.

Este tipo de dinosaurio pertenece al grupo de los saurópodos, ejemplares de enorme tamaño que llegaron a poblar grandes extensiones de tierra en el planeta durante la Era Mesozóica. En concreto, se trata de un titanosaurio, un grupo de herbívoros dominantes en la última mitad del Cretácico.

Sobre las características internas de este animal, Knoll afirmó: “Este saurio podría haber llegado a medir hasta 15 metros de largo, sin embargo, su cerebro no ocupaba más de ocho centímetros”.

Otra caraterística que destaca en la reconstrucción cerebral del saurio es el pequeño tamaño de su oído interno. “Esto podría indicar que el ampelosaurio no estaría adaptado a mover rápidamente ni los ojos, ni la cabeza, ni el cuello”, afirmó Knoll.

Con información de El Mundo de España