Publicado el 02 de feb de 2013 8:12 am |

  comentarios

Foto: infobae.com

(Washington, 02 de febrero AFP) – Con una gran campaña de marketing y el lanzamiento global de sus últimos modelos, la empresa canadiense de teléfonos móviles BlackBerry emprendió el camino de reconquistar a los consumidores, pero la tarea será ardua incluso si los nuevos productos son innovadores, estimaron analistas.

La exempresa Research in Motion (RIM), que anunció el miércoles su cambio de nombre durante la presentación de sus nuevos teléfonos inteligentes Z10 y Q10, debe contener la fuga de clientes que se van y restablecer la confianza de los que han abandonado sus productos por los iPhones de Apple o los dispositivos equipados con el sistema operativo Android de Google, señalaron analistas consultados por la AFP.

Para renovar su imagen, la firma convocó a la artista estadounidense Alicia Keys, y destinará “cientos de millones de dólares” en publicidad -especialmente con un videoclip que se emitirá el domingo durante el Superbowl-, informó su presidente ejecutivo Thorsten Heins al Wall Street Journal.

Los responsables de BlackBerry, cuya parte del mercado global de teléfonos inteligentes se ubica alrededor del 5% (según la consultora IDC), “deberán asegurarse de que sus clientes actuales, así como los de Android, Apple y Windows, cambien su percepción” de los smartphones canadienses, remarcó Dan Shey, analista de ABI Research.

En su opinión, el grupo logró producir con éxito un nuevo sistema operativo, a la altura de las expectativas, y presentó un nuevo aparato “más bien sexy”, el Z10, primer teléfono de BlackBerry enteramente táctil.

BlackBerry “está en una buena posición para ganar nuevos clientes”, dijo.

El “factor cansancio” podría ser rentable

La tarea para el pionero de los smartphones parece de todas formas complicada, ya que la empresa ya no cuenta con el histórico respaldo que tenía; para empezar, numerosas agencias del gobierno estadounidense rompieron sus acuerdos de exclusividad con la firma, que le garantizaban una viabilidad económica y credibilidad sin igual.

El Pentágono anunció el año pasado el fin de su acuerdo exclusivo con el grupo canadiense, invitando a los otros productores de teléfonos inteligentes a presentar sus ofertas en un llamado a licitación.

Sin embargo, el analista de IDC, Ramón Llamas, asegura que BlackBerry “todavía es considerada como la mejor referencia en materia de seguridad para las empresas y los gobiernos”.

“Si es lo suficientemente bueno para el presidente de Estados Unidos, debería ser potente y seguro“, agregó.

Llamas recordó la volatilidad de mercado de los teléfonos inteligentes en los últimos años y dijo que “los usuarios de Android y de iPhone son quienes buscan lo nuevo y lo diferente”.

“Es muy probable que presten atención a BlackBerry, tanto como podrían prestar atención a los teléfonos de Windows”, agregó el experto.

Menos optimista, Mark Sue, analista de RBC Capital Markets, advirtió: “La base de usuarios fieles a BlackBerry experimentó una erosión, por lo tanto, debe ofrecer productos más baratos para los mercados emergentes, y debe añadir un modelo con una pantalla más grande para alcanzar un mayor número de clientes”.

Apuntó, por otra parte, que “la base de usuarios fieles a BlackBerry” es de edad muy avanzada. “La firma tiene mucho trabajo por hacer para atraer a nuevos usuarios“, dijo.

Pero existe otro aspecto que puede beneficiar a BlackBerry: “el factor cansancio”, suscitado por “el status quo que existe con respecto a los dispositivos, que presentan cierta homogeneidad”, puntualizó Sue.

Los nuevos teléfonos canadienses, agregó, “podrían seducir a los actuales seguidores de BlackBerry y a las empresas que están en busca de la nueva generación de aparatos”.