Publicado el 16 de mar de 2013 12:24 pm |

  comentarios

Foto: AP/ Archivo

(Barcelona, 16 de marzo. EFE) – El argentino Máximo Cavazzani, creador de “Apalabrados”, el juego de moda para móviles, que supera ya los diez millones de descargas en todo el mundo, ha cambiado las letras por los números en su último título de entretenimiento, “Bingo Crack”, que ha lanzado al mercado esta misma semana.

Al frente de la empresa bonaerense Etermax, Cavazzani, ingeniero informático de 27 años, prepara además otros cuatro lanzamientos para este 2013, una ofensiva de títulos con la que aspira a posicionarse como “uno de los cinco o seis desarrolladores de juegos más importantes a nivel mundial”, según explica en una entrevista con Efe.

A pesar de su juventud, Cavazzani puede presumir se haberse hecho millonario gracias a “Apalabrados”, un juego basado en el clásico juego de Scrabble que conquista cada minuto a quince nuevos usuarios, doce de ellos españoles.

“Uno de los cinco o seis desarrolladores de juegos más importantes a nivel mundial”

Tras España, donde fue el juego ‘online’ más descargado en 2012, el grueso de usuarios de “Apalabrados” se encuentra en México, Francia, Italia y Sudamérica.

El pasado mes de octubre, el fundador de Etermax estrenó su segundo juego: “Mezcladitos”, un juego basado también en la creación de palabras a partir de letras aleatorias pero mucho más dinámico, ya que los usuarios disponen de un límite de tiempo para crear sus vocablos.

Con “Mezcladitos”, Cavazzani confía en repetir el éxito de “Apalabrados”, y parece que de momento las cifras le dan la razón, ya que sólo en cuatro meses este título ha alcanzado los 2,8 millones de descargas.

Desde esta semana el catálogo de Etermax se ha ampliado con un nuevo juego, “Bingo Crack”, de momento para las plataformas iOS y, en las próximas semanas, también para Android y Facebook.

Tras dos títulos basados en las combinaciones de letras y formaciones de palabras, Etermax apuesta ahora por un juego de azar como es el bingo, ofreciendo la posibilidad de jugar a él en su modalidad europea (con 90 bolas) o americana (con 75).

El grueso de usuarios de “Apalabrados” se encuentra en México, Francia, Italia y Sudamérica

“Hemos puesto todo nuestro conocimiento en este juego, tenemos mucha fe en él”, comenta Cavazzani.

Etermax nació en un principio como una empresa que desarrollaba aplicaciones para el sector financiero.

Sin embargo, después de dos años, Cavazzani se dio cuenta de que la compañía “estaba un poco estancada” y que necesitaba un cambio de rumbo para avanzar y crecer.

“Empezamos a pensar en tener un producto nuestro completamente y tenía que ser un juego, a pesar de que yo decía que en mi empresa nunca se iba a hacer uno”, relata Cavazzani.

Pese a las reticencias iniciales, la apuesta de Cavazzani fue a caballo ganador, ya que los juegos se han convertido en el maná del negocio de las aplicaciones para móviles, un mercado en pleno auge y con capacidad infinita para crecer.

“De todas las tecnologías informáticas, los juegos siempre han sido la locomotora del tren, porque cualquiera puede jugar a ellos y eso hace que sea mucho más masivo”, indica el emprendedor argentino, que esta semana ha participado en el salón eShow de Barcelona, dedicada al comercio electrónico.

El apabullante éxito de “Apalabrados” ha disparado el interés de los inversores por esta pequeña empresa, que cuenta actualmente con 55 empleados, pero que espera terminar el año con una plantilla de 70 u 80 trabajadores.

Cavazzani confirma que ha recibido interesantes ofertas para vender Etermax aunque asegura que, por ahora, no piensa deshacerse de ella.

“Primero nos queremos expandir bastante, así que no hay un plan para vender”, subraya Cavazzani.