Publicado el 30 de may de 2013 7:20 pm |

  comentarios

Foto: AP / Televisora Rossiya

(Moscú, 30 de mayo – AP).— El cadáver perfectamente conservado de un mamut lanudo, con todo y sangre líquida, fue encontrado en una remota isla ártica, lo que alimentó las esperanzas de que se puedan clonar animales que datan de la Edad de Hielo, anunciaron el jueves científicos rusos.

El cuerpo del animal se mantuvo en excelentes condiciones porque su parte inferior quedó atascada en hielo puro, dijo Semyon Grigoriev, director del Museo del Mamut y jefe de una expedición a las remotas islas rusas de Lyakhovsky, frente a la costa de Siberia.

“La sangre es muy oscura. Se encontró en cavidades de hielo por debajo del vientre y cuando separamos esas cavidades con un pico de sondeo, la sangre salió fluyendo“, dijo Grigoriev en un comunicado difundido por la Universidad Federal del Noreste en Yakutsk, que envió al equipo.

Al parecer la sangre de los mamuts no se congelaba pese a las temperaturas extremas, probablemente para mantenerlos calientes

Se cree que los mamuts lanosos o mamuts de la tundra se extinguieron hace unos 10.000 años, aunque los científicos creen que pequeños grupos vivieron más tiempo en Alaska y en las islas de Siberia.

Los científicos han descifrado gran parte del código genético del mamut lanudo a partir de su pelo. Algunos creen que es posible clonarlos si se encuentran células vivas.

Grigoriev dijo que el hallazgo podría proporcionar ese material necesario. Al parecer la sangre de los mamuts no se congelaba pese a las temperaturas extremas, probablemente para mantenerlos calientes, agregó.

La temperatura en el momento de la excavación era de -7 a -10 grados Celsius (14 a 19 grados Fahrenheit).

Los investigadores recolectaron muestras de sangre del animal en tubos con una sustancia especial para conservarlas. Fueron enviadas a Yakutsk para análisis bacteriológico y prevenir infecciones potencialmente peligrosas.

El tejido muscular del cuerpo también estaba en condiciones perfectas.

“Los fragmentos de tejidos musculares, que encontramos separados del cuerpo, tienen el color rojo natural de la carne fresca”, dijo Grigoriev.

Los mamuts, de hasta cuatro metros (13 pies) de altura y 10 toneladas de peso, vagaban a través de áreas enormes entre Gran Bretaña y América del Norte. Se extinguieron por acción de los humanos y el cambio climático.

Por: Vladimir Isachenkov, Associated Press