Publicado el 04 de jun de 2013 10:03 pm |

  comentarios

Foto: Archivo / Reuters

(Nueva York, 04 de junio – AFP).- La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (ITC por sus siglas en inglés) prohibió este martes la importación y la venta de algunos aparatos antiguos de Apple, al estimar que el gigante informático violó patentes de su rival, la marca surcoreana Samsung.

El organismo, que constituye una agencia casi judicial, informó en su página de internet que emitió una “orden de exclusión limitada” para algunos dispositivos de Apple, como los teléfonos iPhone 3 y 4 y las tabletas iPad y iPad 2.

Esta instancia puede ser apelada en la Corte de Apelaciones o también revertida por un decreto presidencial.

“Creemos que la decisión definitiva de la ITC confirmó la larga historia de aprovechamiento por parte de Apple de las innovaciones tecnológicas de Samsung”, dijo la empresa surcoreana en un comunicado.

“Nuestro esfuerzo de décadas de investigación y desarrollo de tecnologías móviles va a continuar, y vamos a seguir ofreciendo productos innovadores a los consumidores de Estados Unidos”, agregó.

Apple no estuvo disponible para responder de forma inmediata a las peticiones de respuesta de la AFP.

Este caso fue recibido en 2011, y es uno de los muchos juicios en los cuales ambos grupos se han acusado mutuamente de violación de patentes por la tecnología usada en teléfonos inteligentes y tabletas en varios tribunales de todo el mundo, con resultados dispares.

En marzo, un juzgado de Estados Unidos redujo a 598 millones de dólares la multa inicial de 1.000 millones de dólares que debía pagar Samsung por una demanda de violación de patentes de Apple.

Apple ha buscando activamente prohibir la venta de la línea Galaxy de teléfonos 4G de Samsung, y también del modelo Droid Charge, también perteneciente a la empresa surcoreana.

El fallo se produce el mismo día que la Casa Blanca dijo que tomará medidas enérgicas contra las violaciones de patentes, en respuesta a las preocupaciones entre las firmas de tecnologías sobre el creciente número de litigios entre compañías, que frenan la innovación.

La Casa Blanca dijo que se necesita una nueva regulación para frenar esta tendencia, especialmente en el sector de los teléfonos inteligentes, ya que “varias grandes empresas gastan más en juicios por patentes y en compras ‘defensivas’ que en investigación y desarrollo”.