Publicado el 17 de jun de 2013 8:42 am |

  comentarios

Foto: Reuters / Archivo

(Washington, 17 de junio. EFE) - La gigante de la informática Apple ha reconocido que presta ayuda a las autoridades de Estados Unidos pero ha insistido en que atiende solamente solicitudes específicas, no les concede el “acceso directo” a todos los datos de sus clientes que la empresa maneja, según un comunicado emitido hoy.

Apple reafirmó que ni siquiera tenía conocimiento de la existencia del programa de espionaje “Prism”, destapado los pasados días 6 y 7 por los diarios The Guardian y The Washington Post, y que ha levantado una gran polémica con dimensiones internacionales.

En su comunicado, Apple señala que entre el 1 de diciembre de 2012 y el 31 de mayo de 2013 recibió entre 4.000 y 5.000 solicitudes oficiales de las autoridades estadounidenses, que se referían a entre 9.000 y 10.000 “cuentas o aparatos”.

“El tipo de solicitud más frecuente -según el comunicado- viene de la policía local que está investigando atracos y otros delitos, o que busca a menores que han desaparecido o intenta localizar a enfermos de Alzheimer, o que pretende evitar un suicidio.”

Apple aseguró que sopesa cada solicitud y, en caso de admitirla, “recoge y entrega el conjunto de datos más limitado posible”. Añadió que rechaza algunas de las solicitudes.

“Continuaremos empeñándonos en mantener un buen equilibrio entre el cumplimiento de nuestras obligaciones legales y la protección de la intimidad de nuestros clientes, tal y como ellos esperan y se merecen”, concluye el comunicado de Apple.

The Guardian y The Washington Post informaron de que la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU (NSA) y la FBI, en el marco del programa “Prism”, recaban datos directamente de los servidores de nueve grandes empresas cibernéticas: Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple.