Publicado el 18 de jun de 2013 3:36 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Caracas, 18 de junio. Noticas24) – Las operadas de telefonía celular venezolanas han adquirido una deuda que asciende a más de 200 millones de dólares con la compañía Blackberry.

Debido a la imposibilidad para acceder a las divisas que le permitan saldar ese compromiso con la reconocida marca canadiense, se han visto en la necesidad de cambiar de estrategia y buscar alianzas con otras empresas, según una investigación realizada por el diario Tal Cual.

“En Venezuela, hasta el último trimestre del año pasado, Blackberry dominaba la escena de los Smartphones con unos cinco millones de usuarios, con un promedio de 250 mil nuevos suscriptores a sus servicios trimestralmente, con cualquier operadora, pero en el primer trimestre de este año, la torta comenzó a girar y las adhesiones a sus servicios disminuyeron a menos de 70 mil, en un entorno en el que las plataformas Android de Google y iPhone de Apple en menor medida, comienzan a tomar mejores posiciones”, se asegura en la nota.

Lea el trabajo completo:

La deuda que las operadoras móviles venezolanas tienen con la canadiense Blackberry por los servicios asociados a sus dispositivos (Pin, correo encriptado, seguridad, entre otros), que supera los 200 millones de dólares, ha impulsado una nueva estrategia en sus planes de venta de teléfonos inteligentes para promover otros dispositivos, entre ellos Android de Google, y así dejar la dependencia del hasta hoy rey de la Smartphonemanía en el país.

Según fuentes consultadas, la limitación en el acceso a las divisas para las operadoras, le ha generado una carga en sus negocios con Blackberry que se hace insostenible a medida que pasa el tiempo, pues por cada usuario activo de sus servicios, éstas pagan, en promedio, unos 5 dólares a la canadiense mensuales y durante los últimos ocho meses las deudas se han acumulado sin mayor esperanza de ser honradas próximamente, por lo que, han tomado la decisión de apoyar a otras marcas de teléfonos y así disminuir, mientras más rápido mejor, la presencia de Blackberry en sus portafolios.

Para muestra, los últimos dos lanzamientos de la canadiense en el país, Z10 y Q10, considerados el oxígeno a la atribulada compañía, en donde no estuvo ninguna de las operadoras móviles acompañándola o siendo exclusiva de la marca como en otros tiempos, cuando se peleaban por tener de primeras y en exclusiva un modelo de Blackberry.

En Venezuela, hasta el último trimestre del año pasado, Blackberry dominaba la escena de los Smartphones con unos cinco millones de usuarios, con un promedio de 250 mil nuevos suscriptores a sus servicios trimestralmente, con cualquier operadora, pero en el primer trimestre de este año, la torta comenzó a girar y las adhesiones a sus servicios disminuyeron a menos de 70 mil, en un entorno en el que las plataformas Android de Google y iPhone de Apple en menor medida, comienzan a tomar mejores posiciones.

Según fuentes consultadas, la venta de equipos con otras plataformas ha comenzado a crecer, especialmente Android en segmentos medios, a pesar de que en el país hay escasez de teléfonos, lo que está provocando un cambio que, de seguir así, dejará a Blackberry con menos clientes en los próximos trimestres. Sólo en Movistar, Blackberry pasó de tener 84% de mercado en Smartphones en diciembre a 67% en marzo pasado, es decir que perdió 17% en tres meses.

Y es que, en promedio, entre las tres operadoras pagan a Blackberry unos 300 millones de dólares al año ($25 millones al mes), montos que no sólo podrían distribuirse al manejo de otras estrategias de mercadeo, posicionamiento y, por supuesto, a la posibilidad de traer más equipos para otros segmentos en la medida que disminuya el pago a Blackberry, sino que, además, podrían dar oxígeno a la limitación que tienen las operadoras en el acceso a las divisas, pues esas cifras de deuda, encasilladas en el esquema de intangibles, muchas veces tarda tiempo en ser liquidada por los organismos del Estado, por no contar con un físico que las respalde.

En Venezuela, Blackberry tiene que comenzar un proceso de reestructuración de sus estrategias si pretende mantener el dominio, pues de seguir con su modelo actual en servicios, es probable que pierda velocidad mucho más rápido de lo que percibe y, si a ello se une que sus modelos están enfocados hacia el segmento Premium, las cosas se podían complicar más.

Con información de Tal Cual