Publicado el 19 de sep de 2013 7:40 am |

  comentarios

Foto: Rockstar

(Madrid, 19 de septiembre. EFE).- El videojuego “Grand Theft Auto V” ha recaudado 800 millones de dólares (591,2 millones de euros, al cambio actual) en sus primeras 24 horas en el mercado, el estreno de videojuego más exitoso de la historia.

La última entrega de esta saga de corrupción y delincuencia ha superado con creces los ingresos obtenidos por “Call of Duty: Black Ops II” en su primer día a la venta (500 millones de dólares), que hasta ahora ostentaba el récord.

Take Two, propietaria de la editora Rockstar Games -responsable del juego-, ha anunciado en un comunicado que en esos 800 millones de dólares recaudados no se incluyen los mercados de Brasil y Japón, donde aún no se ha lanzado el videojuego.

Rockstar Games concibió “GTA V” como una redefinición “radical” de “Grand Theft Auto”, aunque la violencia -también verbal-, los robos, las carreras, la libertad de movimiento y las tramas complejas siguen siendo la tónica en un mundo de posibilidades casi infinitas.

“GTA V”, que salió a la venta el pasado martes se considera ya un cierre de oro para el ciclo de las actuales consolas

Durante cinco años los seguidores de esta saga han estado esperando su nueva entrega, caracterizada por la fluidez de la acción, la calidad de los gráficos, la inmensidad del entorno y la complejidad de la historia.

El universo abierto del título, que pueden explorar a placer cada uno de los protagonistas, abarca el condado de Blaine y la ciudad de Los Santos -una caricatura decadente de la sociedad angelina- desde las montañas hasta el mar.

En “GTA V”, tres atormentados ladrones -Franklin, Trevor y Michael- unirán sus fuerzas para conseguir golosos botines.

En ese intrincado camino -por tierra, mar y aire-, se verán involucrados militares, agencias gubernamentales, integrantes de la mafia, traficantes y excluidos sociales.

“GTA V”, que salió a la venta el pasado martes para PlayStation 3 y Xbox 360, se considera ya un cierre de oro para el ciclo de las actuales consolas, que dejarán paso a las futuras máquinas el próximo noviembre.