¿Nace Skynet? Neuralink, el nuevo proyecto que conectará el cerebro con las computadoras

Foto: Xakata


(Caracas, 28 de marzo. Noticias24)
.- El millonario Elon Musk ha anunciado la puesta en marcha de la “startup” -en español, empresa emergente o de arranque- Neuralink, su nuevo proyecto para integrar inteligencia artificial y técnicas de estimulación cerebral profunda con miras a mejorar la capacidad de nuestro cerebro.

El fundador de Tesla -en la cual es CEO- e Hyperloop y jefe del proyecto espacial SpaceX, ha decidido crear esta nueva empresa que tendrá como objetivo explorar nuevas tecnologías para desarrollar una compleja interfaz que permita conectar el cerebro con una computadora.

El anuncio fue hecho por el mismo Musk mediante twitter. Por su parte, el pasado lunes sostuvo una entrevista con el Wall Street Journal en la que se refirió acerca de esta visionaria investigación.

“Un largo artículo sobre Neuralink será publicado en (el blog) @waitbutwhy dentro de una semana. Difícil dedicarle tiempo pero el riesgo existencial es demasiado alto para no hacerlo”, tuiteó el empresario.

La búsqueda de este enlace se centrará en el desarrollo del “encaje neuronal”, que consiste en implantar minúsculos electrodos en el cerebro capaces de transmitir o “importar” pensamientos de o hacia una computadora o dispositivo electrónico, según el WSJ.

Elon Musk, que debería tener “un rol importante en la dirección” de la nueva empresa, ya había hablado de esta idea de encaje neuronal.

Con esta iniciativa, se buscará mejorar considerablemente el cerebro humano en cuanto a la memoria o longevidad de este órgano, aprovechando los beneficios que las mejoras en sistemas informáticos puedan traer.

Los primeros avances de la compañía estarán destinados a combatir enfermedades cerebrales crónicas como la epilepsia y las depresiones graves, según el citado medio.

Establecer contacto con el cerebro es un viejo sueño. Los científicos de un centro de investigación en Suiza lograron recientemente comunicarse por primera vez con pacientes totalmente paralizados.

Pero la técnica que utilizaron es diferente de la que aspira a desarrollar Elon Musk, pues utiliza espectroscopia de infrarrojo cercano combinada con electroencefalografía (EEG) para medir la oxigenación sanguínea y la actividad eléctrica en el cerebro sin afectarlo directamente.

Con información de AFP