Conmoción en la red: Instagram eliminó la foto de un niño con rara enfermedad

Foto: Infobae

(Caracas, 07 de noviembre. Noticias24).- Una extraña enfermedad, conocida comúnmente como Síndrome de Goldenhar que provoca malformaciones en el cráneo y conlleva severas complicaciones fue detectada a un niño de nombre Harry.

Su madre, Charlie Beswick jamás sintió nada durante su embarazo al contrario, se sintió siempre de maravillas y cuando nacieron sus gemelos Oliver y Harry, se percataron que el segundo padecía este síndrome.

Charlie, contra viento y marea y llena de energía y amor por Harry, decidió contar su vida. Una forma de pedir ayuda y dar a conocer este extraño mal tan poco frecuente. Un blog, un libro… todo en la vida de su pequeño queda reflejado. Los avances y retrocesos. Todo.

Foto: Infobae

Pero la mujer de Stoke-on-Trent, Reino Unido, se encontró con una brutal realidad cuando quiso hacer pública su lucha -y la del gigante Harry- cuando publicó una fotografía de ambos en Instagram y esa red social la eliminó por considerarla impresionable. Furiosa, la mujer comenzó una campaña denunciando lo hecho con su hijo.

Como consecuencia del Síndrome de Goldenhar, el niño nació sin un ojo, sin su orificio ocular, sin una oreja y con una mandíbula corta. Quizás demasiado para los parámetros de belleza que pretende esa red social. Pero además, Harry tiene autismo y es mudo. Su hermano Oliver -su más fiero protector- nació sin ningún tipo de problemas.

Foto: Infobae
Foto: Infobae
Foto: Infobae

Cuando fue censurada en septiembre pasado, Charlie enfureció. Fue como consecuencia de que un usuario había reportado que la mujer estaba haciendo un mal uso de Instagram. Absurdo, la empresa accedió de inmediato al pedido de bloqueo y eliminación de esa imagen.

Sobre esos seres anónimos que suelen circular por las redes sociales, Charlie indicó: “Solía encontrarlo muy angustiante. Él es mi hijo y que la gente lo llame de formas desagradables es horrible. Entonces me di cuenta de que las personas que escupían esta basura ni siquiera nos conocen y simplemente quieren una reacción. Lo siento por sus vidas vacías y su inteligencia emocional. Nunca les respondo porque eso es lo que quieren y por cada desagradable comentario, recibimos cientos encantadores. Ellos son en los que me enfoco”.

Al darse cuenta del error grave que habían cometido, desde la filial de Facebook quisieron enmedar la censura pidiéndole disculpas a su madre y al niño. “Fue un error”, fue la excusa. “Nuestros equipos revisan millones de imágenes por semana y en ocasiones se producen equivocaciones”.

Foto: Infobae

En su blog y su libro, Charlie cuenta cómo fue la transición que debió experimentar como madre al saber sobre la durísima condición de su pequeño bebé. “Es importante hablar de los sentimientos, no importa cuán oscuros sean. Debe ser una prioridad para estar capacitada para cuidar a tus hijos de la manera que merezcan”, señala.

Con información de Infobae