Publicado el 07 de feb de 2011 10:58 am |

  comentarios

Imagen referencial:AFP PHOTO / JANEK SKARZYNSKI

Parí­s, 7 feb. La compañí­a francesa de servicios de tecnologí­a de la información Atos Origin quiere que sus empleados dejen de escribir e-mails y se plantea como meta lograrlo en tres años, según dijo hoy en Parí­s el CEO de la firma, Thierry Breton.

La masa de e-mails que enviamos y recibimos en el mundo laboral ya no es aceptable

“La masa de e-mails que enviamos y recibimos en el mundo laboral ya no es aceptable. Los gerentes necesitan entre cinco y 20 horas a la semana para leerlos o escribirlos”, según Breton.

En vez de ello, la firma quiere aprovechar, entre otras, las redes sociales existentes para usarlas como “Social Business Solutions”
de acuerdo con las necesidades de la empresa.

Breton explicó que el año pasado los 78.500 empleados recibieron a diario en promedio 200 e-mails, de los cuales un 18 por ciento era correo basura. Los primeros resultados de una comunicación más directa mostraron que se puede reducir la cifra de mails en un 20 por ciento.