×

China admite el fracaso de censurar la Internet

Noticias24.- Un alto funcionario del gobierno chino admitió recientemente que la férrea censura que sufren los internautas de ese paí­s no ha servido para mantener un control de la información en esta era de comunicación instantánea y movilidad de las redes.

Wang Guoqiing
, viceministro del gabinete chino para el control informativo, dijo que “se ha demostrado repetidamente que el bloqueo de la información es un callejón sin salida”.

Guoqiing dijo que los gobiernos solí­an pensar que era posible amortiguar el 90 por ciento de las noticias malas o inconvenientes. Pero en la era de internet, dijo, el partido se ha hecho adicto a administrar y controlar la información, en lugar de ocultarla.

El funcionario citó un reciente escándalo en el que el gobierno intentó esconder el uso de trabajadores forzados en en fábricas de ladrillos en las provincias de Shanxi y Henan.

Impedidos de encontrar información en sus funcionarios regionales, los padres cuyos niños se habí­an perdido comenzaron a usar la internet para colocar mensajes y buscar información. La improvisada campaña reveló que cientos, o quizás miles, de personas habí­an sido forzadas a trabajar como esclavos, y habí­an sido golpeados, desprovistos de alimentos y vigilados por perros.

Wang dijo que mantener esa información fuera del ojo de los medios hasta que
fue expuesto por periodistas dejó al gobierno de Shanxi en una posición vulnerable.

Zhan Jiang, un profesor universitario y analista de medios de la Universidad de la Juventud China para las Ciencias Polí­ticas, dijo que es cada vez más difí­cil controlar el flujo de información. “El gobierno de Corea del Norte puede hacerlo, pero en China no es tan fácil”, dijo Zhan, que opina que todaví­a hay un trecho muy largo entre las condiciones actuales y una “transparencia total”. Acotó, sin embargo, que la presión internacional ha colaborado para una mayor apertura de la información.

A principios de Julio, la ciudad portuaria de Xiamen decretó la prohibición del anonimato en Internet, obligando a los usuarios a identificarse con nombre y apellido tras una exitosa campaña de manifestaciones en contra de la construcción de una enorme fábrica de quí­micos. Las protestas se organizaron por medio de internet y mensajerí­a celular, y las personas reportaban los acontecimientos mediante texto y fotos enviados desde sus teléfonos móviles.

La ciudad de Xiamen es una de las más prósperas del paí­s, y ha servido de paradero invernal para la gente de dinero de Beijing. Muchos de los que protestaron no eran disidentes polí­ticos, sino ciudadanos ordinarios, preocupados por mantener el valor de sus propiedades y la calidad de vida en la ciudad.

La nueva ley exigirá la presentación de sus tarjetas de identidad a quienes quieran chatear en internet, y los moderadores de sitios de participación polí­tica habrán de revelar sus identidades y prohibir los comentarios anónimos. Un funcionario municipal comentó que “aquellos que ilegalmente difundan información dañina o mala serán detenidos o multados”.

Por ley, los cafés de internet deben exigir la presentación de la tarjeta de identidad a sus usuarios, aunque esta medida no se cumple a cabalidad fuera de las grandes ciudades.

China cuenta con 140 millones de usuarios de Internet cuyos hábitos son monitoreados constantemente por funcionarios del gobierno comunista. Varias docenas de periodistas y bloggers han sido encarcelados por subversión o difusión de secretos estatales.

[ Via Times ]