Publicado el 05 de may de 2012 5:38 pm |

  comentarios

Foto: EFE / PRENSA PRESIDENCIAL

(Caracas, 05 de mayo. Noticias24) La nueva Ley Orgánica del Trabajo destaca entre sus artículos nuevas medidas para la mujer en caso de quedar embarazada. Es por eso que el portal web de El Carabobeño, publicó un trabajo que reseña cómo afectará la LOT al sexo femenino.

A continuación el trabajo completo de El Carabobeño:

En una pequeña fábrica de camisas, ocho de los diez empleados son mujeres y todas están en edad fértil. Si la mitad de ellas queda embarazada, el pago de beneficios con la nueva Ley del Trabajo generará costos que pueden acarrear el cierre. Por lo que habría más cuidado a la hora de seleccionar personal femenino.

Con esta hipótesis, los economistas se plantean los efectos que puede causar el proteccionismo plasmado en la norma. Domingo Sifontes sostiene que son muy buenos beneficios para las mujeres, pero que desde el lado empresarial podrían provocar un mayor estudio de los casos antes de aprobar el ingreso de una dama a la nómina.

La tasa de desempleo en las mujeres es mayor que en los hombres, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 7,1% de los hombres en edad activa estaban desocupados en marzo de 2012, pero la tasa en las mujeres era de 9,2%. Sifontes espera ver, si la Ley entra en vigencia con estas condiciones, si esa brecha entre hombres y mujeres se ensancha.

Dieciséis artículos de la Ley del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras (Lottt) crean el muro que da refugio a las empleadas que están embarazadas o en periodo de lactancia. El 331 exige protección a la maternidad y apoyo a los padres y madres en el cumplimiento de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos.

Igualmente, el 332 prohíbe el requisito de una prueba de embarazo para optar a un puesto de trabajo. El 333 y el 334 se basan en las condiciones del ambiente laboral y exención de actividades que pongan en peligro a la mujer en proceso de gestación. El 346 impide la discriminación.

En los siguientes artículos se incluyen aspectos económicos. El 335 aumenta de uno a dos años la inamovilidad laboral para la embarazada. El 336 mantiene las seis semanas de permiso prenatal, pero incrementa de 12 a 20 las semanas de post natal, con derecho a conservar el trabajo y su salario. El 337 permite la prolongación del periodo post natal si las condiciones de salud de la madre lo exigen. Esos días de descanso son acumulativos e irrenunciables (artículo 338).

En caso de adopción de un niño menor a tres años, esas condiciones se mantienen. La mujer tendrá entonces 26 semanas de descanso remunerado. Está establecido en el artículo 340.

El artículo 339 da al padre del niño recién nacido también tiene una licencia para ausentarse por 14 días a partir del parto e inamovilidad por dos años. Este beneficio también lo disfruta si tiene niños menores a tres años.

Ambos (madre y padre) pueden solicitar sus vacaciones inmediatamente antes o después del periodo de descanso por el nacimiento de un hijo o la adopción (artículo 341). Estos días deben ser computados en la antigüedad de los trabajadores, según el artículo 342.

“Esta Ley protege a los que están empleados, pero no incentiva la creación de puestos de trabajo, menos para mujeres”, advirtió Sifontes, profesor de la Universidad de Carabobo.

Los costos laborales en el caso de las mujeres son mayores, advierte Sifontes. “Se podría prever que la Ley afianzará lo que ya ocurre, que son acuerdos informales entre las futuras empleadas y las empresas sobre los posibles embarazos”.

Los artículos 343, 344 y 345 regulan el periodo de lactancia. Debe haber una sala de educación inicial para niños de tres meses a seis años, si la empresa tiene 20 o más trabajadores. El patrono podrá pagar los servicios si no cuenta con el espacio o formarlo con otras empresas. El descanso para la lactancia deberá ser de dos lapsos de media hora (en la sala) o de hora y media, si es fuera de la empresa.

Vía El Carabobeño