Publicado el 18 de sep de 2012 3:43 pm |

  comentarios

Foto: Ueslei Marcelino / Reuters / Archivo

(Caracas, 18 de septiembre – EFE).- El coordinador nacional del Comando Venezuela, Leopoldo López, aseguró que el escándalo que implica al diputado Juan Carlos Caldera en un supuesto caso de soborno terminó fortaleciendo la candidatura del aspirante opositor a la Primera Magistratura, Henrique Capriles Radonski.

“Yo creo que eso más bien fortaleció a Capriles por su reacción, por la posición que él tuvo. Le dispararon a Capriles pero no le llegó ese disparo”, indicó López durante un encuentro con la prensa internacional.

“Le dispararon a Capriles pero no le llegó ese disparo”

El pasado día 13 de septiembre, un grupo de parlamentarios oficialistas mostró un vídeo en el que se ve a Caldera recibiendo sobres con dinero de manos de un empresario, y unas horas más tarde, Capriles anunció la expulsión del legislador de las filas de su proyecto político.

El oficialismo solicitó entonces una investigación sobre la financiación de la campaña de la oposición, mientras que Caldera afirmó que el dinero recibido era una contribución de un empresario a su campaña personal a la Alcaldía del municipio Sucre.

López restó también importancia a los anuncios de algunos políticos y partidos menores de retirar el respaldo a Capriles, y aseguró que se enmarcan “dentro de lo que es la agenda perdedora del Gobierno”.

“No dudo que haya una compra de dirigentes”

“No dudo que haya una compra de dirigentes”, añadió el coordinador nacional del Comando Venezuela, afirmando que esa retirada de apoyo no los tomó por sorpresa.

Los políticos y partidos que se retiraron arguyeron para su decisión la existencia un supuesto “paquetazo” neoliberal oculto que Capriles pondría en marcha de ganar las elecciones.

“Qué cuento del paquetazo, eso es mentira, eso es un fraude, eso es mentira, eso es un documento mentiroso, ese está comprobado que es un documento forjado el que han venido sacando”, señaló López.

“La oposición contará con testigos en todas las mesas de votación”

“Aproximadamente 210.000 personas están disponibles para trabajar el 7-O”, dijo López durante un encuentro con la prensa internacional, al asegurar que cumplirían la meta de estar en el 100% de los centros de votación aunque estén ubicados en sitios remotos.

Señaló que a los 117.000 testigos que tienen para vigilar las 39.500 mesas de votación, se suman otros 16.000 para observar las colas de votantes, y 80.000 más que darán apoyo fuera de las instituciones habilitadas para el sufragio.

“Para ganar las elecciones en Venezuela hay que tener dos elementos: hay que tener los votos como en cualquier elección, y hay que tener también la capacidad de defender los votos”, dijo el coordinador del comando de Capriles, al aclarar que es la primera vez que se imponen la meta de llevar testigos a todo el país.

“Nuestro desafío es tener el 100% de presencia en los 13.810 centros electorales (…) y tenemos que desplegar distintos tipos de estrategias, llegar a lugares remotos por la vía fluvial, por vía aérea, en burro, en jeep”, dijo.

Rechazó la falta de equilibrio por parte del CNE

“El CNE, como árbitro, no ha podido garantizar el equilibrio en la campaña electoral, no ha podido regular las apariciones en televisión del presidente, no ha evitado que se utilicen todos los recursos del Estado a favor del candidato oficialista, ni regulado las cadenas de radio y televisión. En las condiciones técnicas de la votación no tenemos problemas, ya que se garantiza que el voto es secreto”, puntualizó López en otro orden de ideas.

De igual manera, reiteró que Capriles ha tenido que enfrentar en su actividad proselitista “todo el poder del Estado”, pues la capacidad de la petrolera estatal PDVSA, los ministerios y gobernaciones y alcaldías afines se han puesto a disposición de la campaña por la reelección de Chávez.

“Esto ha sido el Estado contra los ciudadanos, David contra Goliat. No ha sido una campaña equilibrada, pero nosotros tomamos la decisión de participar y enfrentar todas estas dificultades”, destacó.

Casi 19 millones de venezolanos están llamados a las urnas el próximo 7 de octubre para elegir al presidente para el periodo 2013-2019, con el mandatario y candidato a la reelección, Hugo Chávez, y el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, como favoritos de un grupo en el que también figuran cinco candidatos independientes.

Con información de DPA.