Publicado el 27 de oct de 2012 1:41 pm |

  comentarios

Foto:Carlos Jesús Gómez

(Caracas, 27 de octubre -Nota de Prensa).- Un oficial de la Policía del Estado Bolívar, adscrito al Centro de Coordinación Policial Guaiparo murió ayer en horas de la tarde, cuando la farmacia en la que compraba medicinas para su pareja fue atracada y él enfrentó a los delincuentes.

La víctima quedó identificada como Néstor Rafael Arzola Abad de 47 años, quien se encontraba libre de servicio y murió tras recibir un balazo en la frente en el tiroteo que se produjo dentro del local comercial Farmaofertas.

En la refriega Arzola logró herir a dos asaltantes, quienes pese a recibir varios disparos huyeron luego de despojar de su pistola al cadáver que yacía en el suelo.

Según narraron testigos del hecho, el funcionario estaba en el establecimiento cuando ingresaron los sujetos; dos haciéndose pasar por clientes y un tercero que se quedó en la puerta. Uno de ellos vestido de trabajador de Sidor se dirigió a la caja y comenzó el atraco que Arzola intentó repeler pero fue abatido.

Aparentemente los asaltantes llegaron al lugar a bordo de un Ford Conquistador, aunque también se señaló que habrían utilizado además un vehículo Chevrolet Aveo.

Uno de los presuntos delincuentes heridos fue abandonado en el Hospital de Guaiparo con un disparo en la cara, siendo atendido por los médicos de guardia e identificado como Luís Rivas de 24 años de edad, mientras que de los otros sujetos se desconoce el paradero.

Buen hombre

Foto:Carlos Jesús Gómez

Familiares y amigos del agente caído se acercaron al lugar del suceso y entre llantos comentaron que era un buen hombre y un buen vecino, que además de su trabajo como policía, había creado hace unos 4 años una empresa de vigilancia privada que gerenciala junto a una socia.

Néstor Arzola tenía 5 hijos de un matrimonio anterior que vivían en Ciudad Bolívar, y ahora residía en la UD-104 de San Félix con su actual pareja.

“Era una buena persona, todos los fines de semana se iba a Ciudad Bolívar a compartir con su familia, y aquí en la comunidad era muy trabajador y siempre dialogaba con todos, hace poco había sido ascendido de rango en la policía”, recordó un vecino.

Foto:Carlos Jesús Gómez
Foto:Carlos Jesús Gómez
Foto:Carlos Jesús Gómez
Foto:Carlos Jesús Gómez