Publicado el 01 de nov de 2012 4:14 pm |

  comentarios

Foto: NP

(Washington, 01 de noviembre – Agencias).- Venezuela justificó hoy su decisión de denunciar la Convención Americana de Derechos Humanos y aseguró que se distanciará del “pervertido ejercicio” de sus órganos, aunque seguirá asistiendo a las audiencias de la Cidh para “defenderse”.

Video: Globovisión, 01 de noviembre de 2012

El representante venezolano para los derechos humanos, Germán Saltrón, se pronunció así en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), a la que también acudieron activistas del país para denunciar la “criminalización y exclusión” de las organizaciones de derechos humanos.

“Nuestro país se ve obligado a distanciarse del pervertido ejercicio actual de las instituciones del sistema interamericano de derechos humanos, que se han deslegitimado repetidamente”, dijo Saltrón en una audiencia solicitada por el Gobierno de Hugo Chávez para defender la situación de derechos humanos en el país.

Venezuela se reafirmó así en la denuncia presentada en septiembre contra la Convención Americana, que dentro de un año liberará al país del mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), pero no de la Cidh, dado que ésta se rige por la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Para escapar a la jurisdicción de la Cidh, Venezuela tendría que renunciar a participar en la OEA, algo que no se plantea.

“No queremos salirnos de la OEA, porque eso no solucionaría el problema”, apuntó Saltrón, que indicó que Cuba “fue expulsada” del organismo y sigue recibiendo denuncias ante la Cidh, de las que “no puede defenderse”.

“Seguiremos defendiéndonos siempre que ustedes nos ataquen, porque nosotros tenemos el mejor argumento que es la verdad histórica”

“No nos vamos a salir porque sé que ustedes van a seguir, porque esa es la política que les establece el Departamento de Estado de EE UU”, añadió.

“Seguiremos defendiéndonos siempre que ustedes nos ataquen, porque nosotros tenemos el mejor argumento que es la verdad histórica. Eso no podrán arrebatárnoslo”, aseveró.

Lo que quiere Venezuela es que la Cidh “se reforme en una comisión imparcial y objetiva”, prosiguió Saltrón, que pidió al organismo de la OEA que “elimine la aplicación de un doble rasero y la politización, y que deje de pronunciarse sobre cuestiones no resueltas” en los sistemas jurídicos de cada Estado.

La de hoy fue la primera audiencia de Venezuela desde la marcha del anterior secretario Ejecutivo de la Cidh, Santiago Canton, con quien Caracas mantenía una tensa relación y le acusaba de haber respaldado el golpe de Estado frustrado contra Chávez en 2002.

La ponencia dejó claro que el cambio de titular de la Cidh, comisión gestionada ahora por el mexicano Emilio Álvarez Icaza, no modifica la opinión del país con respecto al organismo, que “perdió su credibilidad” en el momento del golpe de Estado, según Saltrón.

¿No considera usted que en un marco de libertades, más denuncias es un logro de la democracia en Venezuela?”

El representante del Estado subrayó que Venezuela “sigue sin entender en base a qué criterios de valoración la Cidh la incluye sistemáticamente en el capítulo IV” de su informe anual, que señala a los países que no cumplen en derechos humanos, mientras “otros países que tienen cinco veces más denuncias no aparecen”.

Al mismo tiempo, Saltrón se quejó de que el número de denuncias en contra de Venezuela se han multiplicado desde que Chávez llegó al poder, algo a lo que respondió el propio secretario Ejecutivo de la Cidh en la audiencia siguiente.

“Mucho hemos trabajado para que nuestros ciudadanos conozcan su derecho de utilizar el sistema de derechos humanos. ¿No considera usted que en un marco de libertades, más denuncias es un logro de la democracia en Venezuela?”, preguntó Álvarez Icaza a Saltrón.

En esa audiencia, representantes de organizaciones venezolanas de derechos humanos denunciaron una “campaña de desprestigio, amenazas y hostigamiento” en su contra, en palabras de José Gregorio Guarenas, de la Vicaría de Derechos Humanos de Caracas.

Por su parte, Feliciano Reina, de Acción Solidaria contra el Sida, aseguró que la Ley Orgánica del Poder Popular aprobada en 2010 “convierte a las personas en parte del poder del Estado”, con lo que su capacidad de asociación “tiene que ser a través de las figuras estatales, no es una acción autónoma”.

Según Reina, eso “ha traído consecuencias serias como el cierre de espacios de diálogo y de interlocución”, la “criminalización” de las ONG y la “estatización progresiva de la sociedad”

Relator para Venezuela de la Cidh: continuaremos monitoreando el país

El relator para Venezuela de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (Cidh), Felipe González, expresó que el Estado venezolano mantiene su denuncia a la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Sin embargo, recordó que la Cidh continuará monitoreando la situación de los derechos humanos en el país.

Sostuvo que para “fortalecer las actuaciones del sistema, hay que superar las tensiones de Venezuela con la Cidh”.

Con información de AVN y Globovisión