Publicado el 11 de nov de 2012 10:51 am |

  comentarios

Foto: María Gabriela Puente / Noticias24

(Caracas, 11 de noviembre. Noticias24) – El dirigente opositor, Claudio Fermín, señaló este domingo en su artículo de opinión titulado “No se castigue a usted mismo”, que muchos venezolanos han decidido no votar el próximo 16 de diciembre como protesta ante “los abusos y transgresiones a la Constitución” por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

A continuación el artículo de opinión completo:

Un enfoque equivocado es el que están adoptando aquellos ciudadanos quienes se castigan a sí mismos para protestar al Consejo Nacional Electoral por sus abusos, por sus transgresiones a la Constitución y por la inmoralidad de sus acciones. Son muchos quienes piensan en no votar el próximo 16 de diciembre para dejar constancia de su indignación ante la presencia de unos árbitros tracaleros que no desperdician ocasión para inclinar la balanza a favor del Gobierno.

Ese estado de ánimo podría llevar a que millones de venezolanos sensibles ante los asuntos públicos, a quienes les interesa el impacto que el Estado ejerce sobre sus vidas, pusieran una extraña distancia entre ellos y esos escenarios en los cuales se decide la suerte de todos. Esa separación le importa un comino a la gente insensible, a los indiferentes, como tampoco a los ignorantes quienes inocentemente creen que sus vidas se desenvuelven autónomamente gracias a “su trabajo” y a sus esfuerzos, por lo que para nada les interesa la política. Pero para quien tiene conciencia de lo colectivo, de la dependencia en que los ciudadanos se encuentran de las decisiones gubernamentales que, sin duda, afectan sus vidas en variadísimos sentidos, es un precio muy caro a pagar el declararse ausente de esas decisiones.

Usted tiene todo el derecho de influir en la decisión de quién o quiénes van a orientar los recursos financieros del estado donde vive. Y usted puede hacerlo, pero otros quienes piensan diametralmente opuesto a usted también pueden presionar y organizarse para que esos recursos se gasten de otra manera y para que las decisiones que usted considera dañinas sean las que prevalezcan. Si usted renuncia al voto no sólo estaría abdicando de un derecho, que es suyo, de nadie más, sino que estaría dejando el campo libre para que avanzaran aquellos criterios distintos del suyo, lo que es peor: contrarios y negadores del suyo.

Usted ha insistido en votar una y otra vez. Unas veces ha contribuido a conformar una mayoría, otras veces su candidato o su fórmula han perdido. Nada de raro hay en eso. Lo perverso es que desde hace catorce años cada vez que acude a una elección le queda el sabor amargo de alguna irregularidad. Esa sensación de haber sido atropellados ya la tienen millones de venezolanos que han identificado como la fuente de sus vejámenes a unas señoras, quienes escondidas detrás de apacibles rostros femeninos, se han dedicado a disminuir los derechos del común, a violentar las normas de la equidad electoral, a fomentar el ventajismo en beneficio de sus camaradas, a adornar con toda suerte de detalles reglamentarios las más repugnantes prácticas de discriminación política. Ya el país sabe que la inmoralidad las conduce. El país las rechaza y las condena. Cuando ya no estén rodeadas del enjambre de guardaespaldas que las aísla de la sociedad, podrán ver a la cara los rostros desencajados de la ciudadanía que siente por ellas la repugnancia que sus acciones han generado.

Esa sanción moral ya está en marcha. Se siente en cada rincón del país. Ellas también lo saben, de allí su aislamiento entre cuatro paredes y entre los pelotones de esbirros que las apelotonan. Ese repudio colectivo es cada vez mayor. Se lo han ganado.
Pero aspiramos otras sanciones. Que el Tribunal Supremo de Justicia no se haga de la vista gorda y examine que esas funcionarias abrieron el registro electoral, que estaba cerrado para el 15 de abril, para que se pudieran inscribir unos candidatos a gobernadores que no estaban en las listas de electores de los estados por los que fueron postulados. No podían estar porque no viven en esos estados. Pero el Consejo Electoral hizo que esos candidatos, sus familiares y sus allegados se inscribieran fuera de los lapsos. El Tribunal Supremo de Justicia debe igualmente constatar que estando cerrada la modificación de los boletones electorales para el 15 de octubre, en cumplimiento de normas establecidas al efecto, se violentaron los reglamentos para modificar los boletones y meter la foto del general que el gobierno postuló para Trujillo. Haciendo todo eso quebrantaron la imparcialidad que la Constitución impone al Consejo Electoral. Pisotearon el artículo 21 de la Constitución, según el cual todos somos iguales ante la ley.

La conclusión del Tribunal Supremo de Justicia no debería ser evasiva, ni irse por las ramas, so pena de que los magistrados sean el hazmerreir de todos. Los diputados a la Asamblea Nacional están obligados a remover a esas rectoras de las delicadas funciones que les confiaron. Simplemente no han estado a la altura. Se han burlado del país. Y creen que lo pueden seguir haciendo impunemente. Esperemos a ver si la Asamblea Nacional convalida esos delitos.

Los venezolanos conscientes de las violaciones de estas señoras a la Constitución y a las leyes, deben seguir presionando para que cesen las irregularidades. Deben difundir estas verdades para que la sociedad les aplique la más fuerte de las sanciones morales. Al igual que debemos reclamar al Tribunal Supremo de Justicia y a la Asamblea Nacional que actúen en consecuencia. Debemos castigarlas con todo el peso de la ley. Lo que no tiene sentido es que la indignación lleve a que usted se castigue a usted mismo. Usted no ha hecho nada malo. ¿Por qué entonces va a privarse del derecho al voto? ¿Por qué va usted a renunciar a su derecho a influir en la conducción de los asuntos públicos? Ese no es el camino. No contribuya a fortalecer a quienes podrían mañana prolongar el ejercicio público de estas transgresoras de la Constitución y de la fe colectiva.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador