Publicado el 12 de nov de 2012 11:40 am |

  comentarios

Foto: Noticias24 / Archivo

(Caracas, 12 de noviembre. Noticias24).- La diputada María Corina Machado dirigió una carta a los venezolanos, a quienes invitó a seguir luchando por el país que quieren en medio de lo que denominó “una formidable encrucijada histórica”.

Machado resaltó que Venezuela atraviesa “la confrontación entre dos modelos de sociedad, entre dos formas de vida, entre dos conjuntos de valores antagónicos, entre la independencia o el sometimiento a un régimen extranjero”.

Lea la carta completa a continuación:

Venezolanos,

Nos encontramos ante una formidable encrucijada histórica que pone a prueba como nunca la determinación de los venezolanos de vivir en democracia y libertad. Enfrentamos el mayor y más trascendente desafío: la confrontación entre dos modelos de sociedad, entre dos formas de vida, entre dos conjuntos de valores antagónicos, entre la independencia o el sometimiento a un régimen extranjero.

Compartimos ideales: la justicia como rectora de nuestro proceder, el trabajo como fuente de dignidad, la solidaridad humana como aglutinante del tejido social, la propiedad sin adjetivos y como requisito para la libertad, el respeto al derecho a disentir, la familia como incubadora de ciudadanos responsables, la pasión por la libertad. Tenemos la determinación de construir la Venezuela donde estos valores imperen y estamos dispuestos a liderar esta transformación.

Para hacer realidad la sociedad que nos merecemos, primero debemos combatir la pretensión de imponernos un modelo de sumisión y tener el valor de defender nuestros ideales. Para enfrentar, detener, hacer retroceder y derrotar a un régimen que ha usurpado tanto poder, que ha subordinado la soberanía nacional a los intereses de los sistemas más oprobiosos de nuestros tiempos y que ha acumulado grandes complicidades, lo primordial es partir de un descarnado y preciso diagnóstico de su naturaleza.

No enfrentamos una dictadura clásica. En el mundo de hoy, aun los regímenes más despóticos tienen que guardar ciertas formas. Por eso, las expresiones autoritarias mundiales más recientes adoptan una apariencia democrática para esconder una perversa vocación totalitaria. Manipulan leyes y transforman Constituciones para otorgar “legalidad” a sus arbitrariedades, y recurren a consultas populares y elecciones amañadas para exhibir una supuesta “legitimidad” nacional e internacional.

El socialismo chavista es una neo dictadura que ha contado con recursos económicos gigantescos para desarrollar una campaña política sin precedentes, predicando la justicia social y la inclusión. El resultado ha sido una sociedad dependiente del Estado, sin capacidad de producción, dividida por el odio, por prejuicios económicos, raciales, generacionales y aun religiosos. El poder se ha concentrado en unas pocas manos, gracias a instituciones postradas y serviles.

Han intentado sembrar el miedo entre nosotros con una estrategia de terrorismo selectivo de Estado, pero millones de venezolanos que hemos perdido seres queridos, empleos y propiedades hoy nos aferramos a lo que nos queda: nuestra dignidad de ciudadanos.

Reconocer la naturaleza de este régimen genera la obligación moral de enfrentarlo y la obligación histórica de derrotarlo.

Esta es la más noble causa por la cual una sociedad puede luchar. Para lograr este objetivo, vamos a aglutinar la energía, el talento, el trabajo y el valor de los ciudadanos de nuestra tierra; es imperativo fortalecer y ampliar la unidad entre los venezolanos.

Somos un movimiento que representa a miles de hombres y mujeres que compartimos valores y creencias, en muchos rincones de Venezuela. Luchamos juntos porque:
· Creemos en una sociedad de ciudadanos responsables, libres y prósperos, que resuelva y trascienda las necesidades básicas de la población y ofrezca oportunidades para la realización de sus aspiraciones más elevadas en democracia y en libertad.
· Creemos en un Estado al servicio del ciudadano, no uno que se sirva de éste; con instituciones sólidas y autónomas que garanticen la vigencia de los derechos humanos y rindan cuentas de su gestión de forma transparente y honesta.
· Creemos en un país que respete y promueva la propiedad de los ciudadanos como fundamento para la construcción de una economía solidaria, abierta al mundo; que garantice y enaltezca el derecho a la propiedad. Un país de propietarios y emprendedores donde la propiedad es una posibilidad, una oportunidad y no un privilegio.
· Creemos en una sociedad solidaria, capaz de engranar la generación de riqueza con un proceso de ascenso y materialización de oportunidades y capacidades para todos los ciudadanos sin discriminación alguna.
· Creemos en una Venezuela en paz. En un país seguro y libre de los perversos efectos de las industrias del crimen, el narcotráfico y la prostitución. En un país con un profundo pluralismo, promotor y defensor del entendimiento y el respeto mutuo, en su seno y hacia el resto del mundo.

Es por eso que hoy te llamamos a proseguir en la más noble tarea, la causa por la libertad y la dignidad. La nueva etapa de esta lucha se inicia. Vamos a impedir la instauración del estado comunal que aniquila todas nuestras libertades; ello exige enfrentar el adoctrinamiento en el sistema educativo, defender la propiedad, asegurar nuestro derecho a elegir, recuperar la plena libertad de expresión, erradicar la persecución política.

Nos corresponde a nosotros asumir esta responsabilidad y liderar esta ineludible tarea. Nuestro propósito es convocar y organizar a quienes compartimos esta visión de la sociedad, construir los medios efectivos para la lucha valiente y firme que emprendemos y no descansar hasta liberar y transformar a Venezuela.

María Corina Machado
Noviembre de 2012