Publicado el 16 de nov de 2012 5:30 am |

  comentarios

Foto: Roberto Rojas / Archivo

(Caracas, 16 de noviembre – Noticias24).- Cada año, ella baja para recordarle a los zulianos la importancia de la unión, para representar las fiestas que se realizan en su nombre y, que además caracterizan la idiosincrasia de la región. A 303 años de su aparición Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, reina morena congrega a devotos de distintos lugares quienes fervorosos expresan su gratitud y amor hacia la madre de Jesús.

Video: Youtube / 16 de noviembre 2012

El “regionalismo” de los zulianos se afianza en esta época en las que se rememora la llegada de la tablita con la imagen de la santa patrona a las orillas del Lago de Maracaibo.

Fue un 18 de noviembre de 1709, cuando una anciana, llamada María Cárdenas, se encontró con el recuadro que llevó a su casa para tapar la tinaja donde guardaba el agua.

Al pasar el tiempo, Cárdenas observó que en la tabla se reflejó una vieja pintura y la colgó en la pared de su casa – insistentes golpes le llamaron la atención – cuando se acercó, observó como “la tablita” iluminó la habitación para reflejar con claridad a la Virgen de Chiquinquirá, en media luna con un niño en sus brazos y a su lado San Andrés y San Antonio.

Hoy en día, en la casa en la que vivía Cárdenas, mujer que presenció el milagro de la aparición de la Virgen, existe una escultura de “La Chinita” de ocho metros de altura.

“El pueblo se ha estremecido con la noticia que apareció una tablita”

“El pueblo se ha estremecido con la noticia que apareció una tablita, su luz ilumina el cielo y se escucha un canto, melodía divina así fue como sucedió, como pasó, Chinca fue la que nuestra historia transformó”, citó el compositor, arreglista y cantante zuliano Ricardo Hernández.

La iglesia de San Juan de Dios, es el templo donde reposa “la tablita” y en la que se vive a flor de piel la pasión chiquinquireña de los fieles que cada 18 de noviembre con canto, oración y poesía le rinden pleitesía a su “Chinita”.

En el Zulia, las fiestas patronales de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, no se centran en el día de su aparición, sino que inician el último fin de semana de octubre, cuando la imagen de la santa patrona es bajada del altar y llevada a recorrer distintos poblados, hasta un día antes del 18 de noviembre, cuando se realiza una vigilia con serenatas en su nombre.

Servidores marianos, gaiteros, poetas, la feligresía en pleno de todas las edades se reúnen para cantar a la Reina Morena como una forma de agradecerle los favores concedidos.

El sentimiento mariano: “Es un orgullo poder acompañar a la Virgen”

Foto: Facebook de Vicente Izarra

Los guardianes de la Virgen son conocidos con el nombre de “servidores marianos”. Ellos acompañan a la virgen durante su labor misionera de inspirar a través de su imagen cantos de alabanzas a Dios por haber elegido a María como la madre del salvador del mundo.

Escuche la entrevista completa a continuación:

María es ejemplo de obediencia, pues cuando se le apareció el Ángel Gabriel para anunciarle que estaba embarazada por gracia del espíritu santo, repitió, según lo refleja el libro de Lucas de la santas escrituras: “He aquí la esclava del señor, hágase en mí según tu palabra”.

Según, Levi Carrasquero, miembro de la Sociedad de María en Maracaibo, “es un orgullo poder acompañar a la virgen durante sus procesiones y visitas”.

Llevo mucho años siendo servidor de María es una devoción que pasa de generación en generación porque mi padre también lo fue”, contó Carrasquero.

Destacó que los servidores están organizados acorde a su edad (…) contamos con grupos infantiles, juveniles, las damas de María, entre otros grupos que se reúnen para recibir charlas sobre las historias que giran en torno a la pasión chiquinquireña.

Este año 2012, según Carrasquero un promedio de 950 servidores se reunieron para acompañarla durante su bajada del altar, mientras en todo el año, le sirven aproximadamente 500 personas.

Invitó a todos los venezolanos a visitar el estado Zulia en las festividades. “Vayan a la misa, a la procesión y regresen con ella a la Basílica“.

La Virgen lo escarchó y quedó mudo “no lo creíamos”, relató del decorador oficial

Foto: Facebook de Vicente Izarra

Por su parte, Vicente Izarra, decorador oficial de la imagen de “La Chinita” manifestó sentirse “contento y agradecido por tener el privilegio de decorarla“.

“Una vez cuando la vestíamos la virgen nos escarchó (…) Quedamos mudos, no lo creíamos”, contó Izarra al destacar que en ese momento su corazón se llenó de alegría de una forma inexplicable.

Escuche la entrevista completa a continuación:

Explicó que “la tablita” está sobre un relicario que es donde le colocan el manto. “Por lo general la vestimos entre el diseñador y yo, el manto cubre todo su trono por lo que vestirla es muy sencillo“, añadió.

Izarra detalló que la tela que utilizan es de la India pero comprada en Nueva York. “La Virgen usa cuatro mantos: el primero es el de la bajada diseñado por Nidal Nouahied; el segundo por Juan Carlos Villasmil que será usado el 18 y el tercero el Día de la Aurora”.

Los mantos son ofrendados todos los años por diseñadores o familias allegadas y devotas.

Izarra invitó a todos a acercarse a la celebración. “Los esperamos en la feria, la Virgen está con todos, nos bendice y a todos los que quieran colaborar tenemos los brazos abiertos”, finalizó.

La bajada, la celebración y tradición

Foto: Gobernación del Zulia

En todo tiempo cuando a la calle sales mi reina, tu pueblo amado te ha confundido en un solo amor, amor inmenso, glorioso, excelso, sublime y tierno, amor celeste divinizado hacia tu bondad”, es el himno de los gaiteros popularizada por el “monumental” Ricardo Aguirre.

La bajada: El último sábado de octubre le corresponde a la “Reina Morena” bajar desde su altar para renovar la fe, acto que da paso a la navidad en el Zulia. Se presentan conjuntos de gaitas y otros géneros de artistas nacionales e internacionales. Las artes también demuestran su amor a la Virgen en la presentación de exposiciones.

Pero no es hasta el 17 de noviembre que se realiza la “Serenata a la Virgen”, donde le cantan a las puertas de su casa en la Basílica para agradecer todos aquellos milagros que ha concedido; con calor zuliano otras actividades se recrean en la ciudad, el más conocido y popular el “Amanecer Gaitero”, entre otros.

“El encendido de Bella Vista”: También forma parte del maravilloso momento para los zulianos, tradición que se realiza desde hace 16 años en la avenida que le da nombre a la actividad y la cual se realiza el primer viernes del mes de noviembre.

Tradicional juego de las Águilas del Zulia: Como cada año y desde 1969 el equipo local recibe a su contricante, de acuerdo al cronograma de la Liga Venezolana de Béisbol, en esta ocasión le tocó el turno a los Tiburones de la Guaira.

Con orgullo y tradición los zulianos y turistas celebran por todo lo alto las fiestas patronales que enaltecen la belleza y el mensaje de la Virgen de Chiquinquirá, que desde Grano de Oro hasta el centro en la Basílica forman parte de la región que bajo el Sol da calor a Venezuela.

No pierdo las esperanzas de vivir siempre a tu lado y cual tierno enamorado adorarte ciegamente se me antoja de repente de que me siento celoso y al ver rebozar tu gozo se me pasa nuevamente dilecta, hermosa y divina preciosa madre de Dios como yo te quiero a vos nadie te quiere mi China”, escribió con fervor y cariño el poeta Luis Ferrer.

Betsaí Ekmeiro y Mariely Márquez / Noticias24
Foto: Facebook de Vicente Izarra
Foto: Facebook de Vicente Izarra
Foto: Facebook de Vicente Izarra

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador