Publicado el 29 de nov de 2012 8:18 am |

  comentarios

Foto: Rubén Rojas / Noticias24 Carabobo

(Caracas, 29 de noviembre. noticias24) – Según calculan los especialistas en Venezuela el promedio de accidentes aéreos en el país han aumentado, al punto que en lo que va de año se han contabilizado un total de 16 militares fallecidos por esta causa. Afirmaron que estos números son de un país que está en conflicto.

En su análisis dijeron que existen dos factores para el incremento de esta cifra, como el soporte logístico, que se traduce en la modernidad, tecnología y soporte técnico; y el entrenamiento de los uniformados.

A continuación el artículo completo publicado por El Nacional:

Los dos accidentes aéreos registrados el martes durante el desfile militar en honor de la Aviación y al 20° aniversario del 27 de noviembre en Maracay suman 16 militares muertos en lo que va de año. Desde abril de 2002, 19 helicópteros y 38 aeronaves han colisionado o se han estrellado, según el registro que lleva Control Ciudadano. En la última década han ocurrido 57 accidentes de aviones militares, en los cuales han muerto 140 personas. De ellas, 110 eran militares y 30 eran civiles.

“La alta incidencia de accidentes es preocupante. Las cifras son de un país en conflicto, como lo estuvo Colombia a finales de los años noventa, cuando implementó un plan militar para enfrentar a la guerrilla y el narcotráfico. No podemos seguir con esta siniestralidad. Revela que hay decisiones erradas en la gerencia aeronáutica venezolana”, apunta Rocío San Miguel, directora de la organización no gubernamental. En promedio han muerto 14 personas al año por este tipo de siniestros, agrega.

“Hay problemas en la adquisición de repuestos para las naves”

La especialista en temas militares apunta a dos factores adicionales que han aumentado el número de accidentes. Uno es el soporte logístico, en el que converge la transferencia de tecnología y el mantenimiento técnico. “Hay problemas en la adquisición de repuestos para las naves”. Y el otro es el entrenamiento de los uniformados. “Sabemos que se está reduciendo el número de horas de entrenamiento de los pilotos de aeronaves rusas”, afirma.

San Miguel señala que 72% de los accidentes ocurrió a partir de 2006, cuando el Gobierno realizó la compra de armamento más importante de su gestión, al destinar 16 millardos de dólares a esa finalidad. El porcentaje le da pie para cuestionar la calidad de la vigilancia de los convenios de compras militares firmados con Rusia, China, Bielorrusia y España, proveedores principales de armamento del país.

“En otros países hay un debate público sobre los términos de la transferencia tecnológica”

“En otros países hay un debate público sobre los términos de la transferencia tecnológica que implica una compra de aeronaves. Aquí existe mucha opacidad, empezando porque las juntas de vuelo no reportan los accidentes”.

Luis Alberto Buttó, especialista militar de la Universidad Simón Bolívar, coincide con la crítica a la falta de información sobre el tema. Sin embargo, opina que la alta siniestralidad podría explicarse en el cambio de la cadena logística que ocurre al sustituir a los proveedores tradicionales (Estados Unidos y Europa Occidental) por otros nuevos. “No es sencillo cambiar y ser efectivo. Los pilotos requieren años de entrenamiento para el manejo de las aeronaves. También se necesitan equipos de traducción para los manuales”. Afirma que el tiempo que han tenido los militares venezolanos para adaptarse al nuevo sistema de armas, como el chino, ha sido corto.

El martes, al final del desfile en Maracay, un avión chino K-8 cayó a tierra cuando se disponía a realizar una maniobra. Los dos pilotos se eyectaron. Un helicóptero militar Cougar, de fabricación europea y adquirido antes de 1999, voló a socorrerlos. Sin embargo, la nave también se cayó.

Extraoficialmente se afirmó que el paracaídas de uno de los pilotos del avión chino se enredó en uno de los rotores de la aeronave y ocasionó el incidente. La semana pasada dos aviones Bronco de la Fuerza Aérea se estrellaron al realizar una práctica para el desfile del martes. Uno de los pilotos murió.