Publicado el 06 de dic de 2012 8:40 am |

  comentarios

Foto: AM Noticias360 / Archivo

(Caracas, 06 de diciembre. Noticias24) – El exrector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Ezequiel Zamora, expresó que “el organismo electoral debe actuar más como árbitro que como lo ha venido haciendo, sobre todo en los últimos tiempos”.

Video: Televen, 06 de diciembre de 2012

Asimismo, señaló en el programa “Entre Periodistas”, transmitido por Televen, que “cuando el CNE comete errores hay que decirlo. Venezuela no puede subestimar a su gente y mi obligación es decir las cosas como las veo“.

Catalogó de “delito” las reubicaciones realizadas por el ente a algunos candidatos de la tolda roja. “Es para mí tipificado como un delito hacer las reubicaciones, cuando el Registro Electoral (RE) estaba cerrado, creo que no hay ninguna duda de que ahí se cometió delito“, enfatizó.

Apuntó que el CNE “no sólo tiene acciones para desestimular (al electorado) sino que también en oportunidades no actúa” y comentó que el ente “ni siquiera ordena abrir una investigación (a los candidatos que hayan cometido alguna falta). En consejos pasados iban, denunciaban y se abrían los procedimientos, ya después tu verás las vueltas que se les dé o los resultados”.

“No sigan cometiendo ese grave error de descalificar y atacar” al CNE

Por su parte, el también exrector del CNE, Germán Yépez, manifestó que “es importante reconocer que este Consejo Nacional Electoral en los últimos 10 años ha incrementado y tiene una política permanente que no puede ser desconocida” por los actores políticos.

Video: Televen, 06 de diciembre de 2012

Asimismo, recomendó a los representantes de la oposición a que “no sigan cometiendo ese grave error de permanentemente descalificar y atacar a un CNE que ha estimulado la participación y que ha incrementado el Registro Electoral, que ha mejorado los mecanismos de control y transparencia de los procesos electorales en el Venezuela”.

Señaló que el reconocimiento internacional del ente “le hace mucho daño (a la oposición) y (estos) les llevan un mensaje (negativo) a sus simpatizantes y potenciales electores que inhibe la votación“.