Publicado el 09 de dic de 2012 10:16 am |

  comentarios

Foto: Reuters

(Caracas, 09 de diciembre. AFP) – Hugo Chávez tiene previsto regresar este domingo a Cuba para someterse a una nueva operación contra el cáncer, cuya gravedad puso de manifiesto al designar como sucesor y heredero político al vicepresidente Nicolás Maduro, dejando a Venezuela sumida en la incertidumbre.

La cuarta intervención quirúrgica del mandatario desde mediados de 2011 tendrá lugar en los próximos días en La Habana, con perspectiva incierta, dado que Chávez marcó el camino a seguir en caso de que no pueda reasumir la presidencia el próximo 10 de enero, tras su resonante reelección en octubre.

Chávez, que ha manejado todo lo relativo a su enfermedad como un secreto de Estado, sólo dijo el sábado, al anunciar al país que sufría una nueva recurrencia, que la intervención era “absolutamente imprescindible” por la aparición de células malignas en la misma zona donde está localizado el cáncer.

“Ojalá que se cure y continúe en ese proceso revolucionario que es tan necesario hacerlo con él”, deseó Luis Pinto

El mandatario, de 58 años y desde hace 14 en el poder, solicitará este domingo a la Asamblea Nacional permiso para ausentarse del país por un tiempo indefinido.

“Yo necesito retornar a La Habana mañana (domingo)”, dijo el sábado un solemne Chávez, gran aliado político y amigo del líder cubano Fidel Castro.

Una convocatoria popular está prevista a partir de las 9H00 locales (13H30 GMT) en el centro de Caracas para que sus simpatizantes expresen su apoyo al presidente, que en estos momentos goza de una popularidad superior al 60%.

Ojalá que se cure y continúe en ese proceso revolucionario que es tan necesario hacerlo con él”, deseó Luis Pinto, un abogado y docente de 61 años, en la plaza Bolívar donde estaba convocada la concentración para más tarde.

“Queda totalmente clara la ruta de sucesión de la revolución venezolana”, dijo el presidente de la firma Datanálisis.

También las redes sociales hervían con mensajes de apoyo a través de etiquetas como “ahora con Chávez más que nunca”.

Chávez, al frente del país con las mayores reservas de crudo del mundo, designó sucesor a su vicepresidente y ministro de Relaciones Exteriores, el ex sindicalista del metro de Caracas, Nicolás Maduro, de 49 años, quien ocuparía su cargo hasta la convocatoria de nuevas elecciones y sería en éstas candidato del oficialismo.

“Elijan a Maduro como presidente de la República, se lo pido desde mi corazón”, dijo Chávez al referirse a una eventual inhabilitación.

“Queda totalmente clara la ruta de sucesión de la revolución venezolana”, dijo el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, para quien la designación de Maduro es una “orden indiscutible” para el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), mayoritario en la Asamblea Nacional.

Chávez, que antes de la enfermedad se planteaba gobernar hasta 2031, insistió en la importancia de la “unidad” en el seno de su campo para sacar adelante su revolución -que ha dirigido de forma personalista- y plantea virar definitivamente hacia el socialismo.

La Constitución venezolana establece que si ocurre la falta absoluta del presidente antes de la toma de posesión – prevista el 10 de enero – se deberá proceder a nuevas elecciones en un periodo de 30 días y mientras tanto asumirá el cargo el presidente del Parlamento.

El presidente del parlamento es Diosdado Cabello, un exmilitar de línea dura que participó en una fracasada tentativa golpista de Chávez en 1992 y exgobernador del estado Miranda, derrotado en las elecciones de 2008 por el actual líder de la oposición, Henrique Capriles.

Sin embargo, Chávez dijo el sábado que Maduro se encargaría de ejercer la presidencia hasta el 10 de enero en ese supuesto caso.

Si la falta se produce en los primeros cuatro años de mandato, se convocará igualmente a elecciones y ejercerá la presidencia temporalmente el vicepresidente.

Maduro, que funge desde hace más de seis años como canciller de Venezuela, fue nombrado vicepresidente por Chávez pocos días después de que el mandatario resultara reelecto y gozaría del apoyo de los dirigentes de Cuba, aliada estratégica de Venezuela, según analistas.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador