Publicado el 13 de dic de 2012 5:39 pm |

  comentarios

Foto: @tmaniglia / archivo

(Caracas, 13 de diciembre. Noticias24) El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, se enfrentó este martes a una cuarta cirugía como parte de su tratamiento contra el cáncer. De esta intervención se encuentra “estable” y recuperándose según informó el ministro Ernesto Villegas.

El presidente reelecto partió para La Habana, a pocos días de designar al vicepresidente Nicolás Maduro como candidato para unas eventuales elecciones de quedar inhabilitado para tomar el poder.

BBC Mundo realiza un análisis de los escenarios que se plantearían en el país para lo que la Constitución califica como “falta absoluta” del Presidente Hugo Chávez.

1.- Chávez reaparece y toma posesión

“Uno siempre ha vivido de milagro en milagro, yo sigo aferrado a ese milagro”, dijo Chávez al anunciar la necesidad de someterse a una cuarta operación por la reaparición de “células malignas”.

Así es que, aunque no parecía demasiado optimista y hablara por primera vez de no estar en condiciones para seguir encabezando la revolución bolivariana, no está descartado que continúe al frente de ella.

De hecho, Chávez, militar de carrera, se ha caracterizado siempre por su fortaleza física. Tanto así, que fue capaz de llevar adelante una dura campaña electoral poco después de haber pasado por varios ciclos de radioterapia.

También podría ocurrir que, aunque salga de la cirugía con un pronóstico favorable, el posoperatorio se prolongue más allá del 10 enero y no reúna las condiciones de regresar al país a tomar posesión.

La Constitución prevé en su artículo 231 que “si por cualquier motivo sobrevenido” el presidente no pudiera tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo podría hacer ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Eso para algunos es la puerta abierta a que los magistrados se trasladen a La Habana para tomar juramento al mandatario. Otros, como el jurista Juan Carlos Pinto, consideran que “el asiento de los poderes es el distrito capital de Caracas” y es en esa ciudad en la que debe ser tomado juramento.

Ni siquiera en la embajada venezolana, que no es Caracas. Para mí es algo restrictivo”, le dijo el abogado a BBC Mundo.

Una vez tome posesión, si se produce una “falta absoluta” durante los primeros cuatro años de su mandato habría que convocar a elecciones en un plazo de un mes, tiempo durante el cual el vicepresidente se encargaría de la jefatura de Estado .

2.- Chávez toma posesión sin voluntad para seguir

Cualquier otro escenario de declaratoria de falta absoluta parece difícil a menos que cuente con la voluntad del propio mandatario.

Es improbable que desde el propio chavismo se impulse una inhabilitación, y la oposición carece del control de las instituciones necesario para provocar tal desenlace.

Hasta el momento en el oficialismo no ha querido ni hablar de declarar una “falta temporal” que, según la oposición, sería procedente en las circunstancias actuales.

En cambio, si, por ejemplo, el presidente decide retirarse a su Sabaneta natal natal, como alguna vez dijo desear, podría plantear la posibilidad de su renuncia después de tomar posesión el 10 de enero.

De hacerlo, tendrían que celebrarse elecciones y el vicepresidente sería el encargado de asumir temporalmente la jefatura del Estado, además de ser el candidato del oficialismo, según la voluntad expresada por el mandatario el pasado sábado.

Analistas consultados por BBC Mundo comentaron que si los eventos llevan a la materialización de esta hipótesis, al oficialismo le interesaría retrasar los comicios lo más posible para consolidar la figura de Maduro, que si bien puede gozar de buena imagen entre las filas chavistas, no es ni de lejos tan conocido ni querido como el propio presidente.

3.- Chávez no llega a tomar posesión

De cumplirse el peor de los escenarios contemplado por el propio Chávez en la alocución en la que anunció la recaída y no llegara a tomar posesión el 10 de enero, la Constitución es clara al establecer que habría que convocar elecciones en 30 días.

Sin embargo, el texto constitucional no resulta, a primera vista, tan claro al respecto de quién asume la jefatura del Estado.

Si el que falta es un presidente electo (antes de tomar posesión), se encargará encabezar el gobierno el presidente de la Asamblea Nacional, cargo que ocupa Diosdado Cabello, número dos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Ahora bien: si el que falta es el presidente en el ejercicio de sus últimos años de mandato, es el vicepresidente, hoy por hoy Nicolás Maduro, el que deberá completar el período presidencial.

Chávez es tanto presidente en ejercicio como presidente electo, con lo que pareciera que cualquiera de las dos premisas podría aplicarse.
Algunos analistas consultados por BBC Mundo opinan que por encima de su condición de electo rige la de presidente en ejercicio y por eso es Maduro el que debe completar el mandato.

Con información de BBC Mundo