Publicado el 14 de dic de 2012 12:33 pm |

  comentarios

Foto: Amílcar Trejo Mosquera/Noticias24

(Caracas, 14 de diciembre, Noticias24).- Este viernes, el dirigente nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López expresó su “orgullo de encabezar una organización joven y renovadora, que ha sembrado en casi todos los estados del país un liderazgo auténtico”.

Asimismo, fijó posición con respecto a algunos rumores en torno a la salud del presidente Chávez y aseguró que “nuestra organización se aleja de toda especulación relacionada con la salud del Presidente, a quien le deseamos una rápida y completa mejoría para que pueda retomar, lo antes posible, sus responsabilidades como Jefe de Estado”.

A continuación el artículo completo:

Celebramos esta semana los tres primeros años de Voluntad Popular en la víspera de unas elecciones regionales que serán esenciales en el futuro inmediato de nuestro país. En medio, además, de un clima de incertidumbre por los recientes anuncios del Presidente de la República relacionados a las dificultades de salud que atraviesa desde hace más de año y medio.

Nos sentimos orgullosos de encabezar una organización joven y renovadora, que ha sembrado en casi todos los estados del país un liderazgo auténtico, enfocado en la acción social y cuyo objetivo es materializar un país en el que todos los derechos sean para todas las personas, y así poder superar la pobreza en paz y democracia.

Por eso, desde Voluntad Popular fijamos una posición clara frente a los retos que enfrentará Venezuela en los próximos meses. En primer lugar, nuestra organización se aleja de toda especulación relacionada con la salud del Presidente, a quien le deseamos una rápida y completa mejoría para que pueda retomar, lo antes posible, sus responsabilidades como Jefe de Estado. No es momento de entrar en el debate sobre el manejo oscuro que el Gobierno ha hecho sobre este tema, y por qué se le ha mentido al país de manera deliberada y durante tanto tiempo. El llamado a la ciudadanía es a la tranquilidad porque en la Constitución están las soluciones a cualquier escenario.

En segundo lugar, y frente a los que siguen empeñados en sembrar el odio entre venezolanos, queremos ratificar que nuestra lucha no es contra una persona; nuestra lucha es a favor de un proyecto de país. Nuestra lucha es por la construcción de una Venezuela distinta. Nuestra lucha es por hacer realidad un país donde todos los venezolanos podamos vivir en paz, bienestar y progreso.

En tercer lugar, queremos enviar un mensaje a los 6,5 millones de compatriotas que votaron por una alternativa el pasado 7 de octubre; y a los venezolanos que, por miedo o por presión, finalmente no lo hicieron aun deseándolo. Debemos mantener el foco: nuestra prioridad es salir a votar, con más voluntad que nunca, el próximo domingo. El objetivo es apoyar a los mejores líderes regionales, conquistar espacios para seguir construyendo un camino distinto para Venezuela y consolidar la alternativa democrática ante cualquier escenario que se pueda plantear durante el año 2013.

Nos separan sólo horas de la apertura de las mesas electorales, y desde Voluntad Popular llamamos decididamente a participar con nuestro voto en esta nueva cita democrática, porque creemos en la voz de las regiones, en el estado federal y en el proceso de descentralización.

Somos una organización nacional que ha recorrido el país hasta el último rincón, sembrando nuestra propuesta renovadora y soñando con una Venezuela que, hoy más que nunca, mire hacia adelante y camine rumbo al futuro.

Es la hora de la esperanza, la confianza y la solidaridad; sin excusas. Hemos trabajado mucho en los últimos años para consolidar una alternativa, y es tiempo de hacer un esfuerzo para seguir avanzando. Si usted, como nosotros, cree que es posible construir un mejor país, le convocamos a que este próximo domingo ponga su granito de arena y salga desde muy temprano a hacer la cola en su centro electoral junto a sus familiares y vecinos, para votar con toda su voluntad y seguir caminando rumbo a un futuro distinto, un país mejor. Fuerza y fe, Venezuela.

Por: Lepoldo López