Publicado el 16 de dic de 2012 6:47 am |

  comentarios

Foto: AVN / Manaure Quintero

(Caracas, 16 de diciembre. AFP) – Los venezolanos comenzaron a votar este domingo en unas regionales en las que el oficialismo aspira a una amplia victoria y la oposición se juega el liderazgo de Henrique Capriles, en un clima de incertidumbre por el delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez, convaleciente en Cuba.

Los centros de votación empezaron a abrir a las 6H00 locales (10H30 GMT) y está previsto que cierren a las 18H00 (22H30). No obstante el Consejo Nacional Electoral (CNE) permitirá que sigan votando los electores que todavía permanezcan en la cola a la hora de la clausura.

Las elecciones están marcadas por el delicado estado de salud de Chávez, que según el último parte divulgado el sábado por el gobierno, se recupera de forma “progresiva” en Cuba de su cuarta operación en 17 meses contra un cáncer del que se desconoce su ubicación.

Las elecciones están marcadas por el delicado estado de salud de Chávez

Las regionales no interesan tanto a la gente (que las presidenciales), pero igual son importantes. El gobernador también cuenta y ahora con Chávez así hay que ir a votar”, dijo a la AFP en un centro de votación en el municipio caraqueño de Chacao (Miranda) Pedro Valladares, un jubilado de 70 años, reconociendo la incertidumbre en la que vive el país.

Todo indica que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) mantendrá el control en la mayoría de los 23 estados – actualmente gobierna en 15 – y todos los ojos están puestos en los ricos y populosos estados opositores de Miranda (abarca parte de Caracas) y el petrolero Zulia (noroeste).

Miranda, “la joya de la corona” como se ha denominado a este estado durante la campaña, será escenario del duelo entre Capriles y el exvicepresidente Elías Jaua, designado por Chávez para recuperar esta región en la que viven 2,6 millones de personas, casi un 10% de la población.

Capriles, de 40 años, es el líder opositor que más votos ha obtenido frente a Chávez en unos comicios, al recabar el 44% en las presidenciales de octubre frente al 55% para el mandatario. Una derrota en Miranda, donde ha gobernado desde 2008, pondría en entredicho su liderazgo, cuestionando además su candidatura en unas nuevas presidenciales si el mandatario quedara inhabilitado.

Pese a que el presidente, de 58 años, evoluciona satisfactoriamente, el gobierno ha admitido la posibilidad de que no pueda reasumir sus funciones para gobernar seis años más el 10 de enero, fecha constitucional de la toma de posesión.

A Miranda se ha denominado durante la campaña como “la joya de la corona”

“Eso depende de lo que digan los médicos, pero no es la preocupación que tenemos ahora. Nuestra preocupación es la recuperación plena de la salud del presidente“, dijo el sábado interrogado sobre esta cuestión el presidente de la Asamblea Nacional, el peseuvista Diosdado Cabello.

El propio Chávez reconoció ese posible escenario antes de su cirugía el martes, al encargar que el vicepresidente y ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, asuma en ese caso la presidencia temporal y sea candidato del oficialismo en los comicios que deberían celebrarse en un plazo de 30 días.

El mandatario, que ha monopolizado la política venezolana desde que llegó al poder en 1999, por primera vez no participó apoyando a sus candidatos en esta campaña.

“Participemos, consolidemos los espacios de gobierno que nos guíen hacia la mayor suma de felicidad posible“, dijo Chávez en un mensaje transmitido el sábado por su yerno y ministro de Ciencia, Jorge Arreaza, para movilizar a su campo.

Maduro, por su parte, arengó al oficialismo a dar votos de “amor” por el jefe de Estado.

“Consolidemos los espacios de gobierno que nos guíen hacia la mayor suma de felicidad posible”

Las encuestas, muy dispares en Venezuela, apuntan a una victoria de la oposición en Miranda – donde Chávez ganó en las presidenciales por unos 7.000 votos de diferencia -, y Zulia, cuyo gobernador, Pablo Pérez, busca la reelección frente a Francisco Arias Cárdenas, que lideró con Chávez un fallido golpe de Estado en los años noventa y ya estuvo al frente de ese estado.

Otro feudo opositor es Carabobo (norte), la tercera entidad más poblada, donde se halla el polo industrial de Valencia y Puerto Cabello, y ha sido gobernada casi ininterrumpidamente en las últimas dos décadas por la oposición.

En las anteriores regionales de 2008, la oposición ganó en esos tres estados, además de Nueva Esparta (norte) y Táchira (oeste). Después, obtuvo Lara (noroeste) y Amazonas (suroeste) por gobernadores chavistas que se cambiaron de bando.
La oposición acude a la cita con candidatos escogidos en primarias organizadas en febrero por la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Además de gobernadores, se elegirán 237 diputados de consejos regionales.

El CNE dispuso 36.220 mesas electorales, a las que están convocados más de 17,4 millones de venezolanos.
Los resultados serán publicados unas tres horas después del cierre de las urnas y sólo cuando la tendencia sea irreversible, según el máximo ente electoral.

Los cuerpos de seguridad desplegaron 141.000 efectivos, la mayoría pertenecientes a la militar Guardia Nacional Bolivariana.

Delegados de 18 países serán los acompañantes electorales en los comicios, además de una comitiva de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), encabezada por la dominicana Rosario García, que preside la Junta Central Electoral de su país.

Por Ramon SAHMKOW

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador