Publicado el 17 de dic de 2012 7:00 pm |

  comentarios

Video: Noticias24

(Caracas, 17 de diciembre – Noticias24)- El comando de Henrique Capriles se llenaba de cámaras y medios de comunicación. Ganara o perdiera, sigue siendo el hombre que se midió contra el Presidente y que aún muchos consideran líder dentro de la oposición.

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Las horas, a diferencia del 7 de octubre, pasaban más lento de lo habitual. La espera fue una mezcla de incertidumbre y miedo por parte de las personas que, no solo apoyan a Henrique Capriles, sino que además trabajan con él.

Muchos hablaban y las miradas se dirigían a los celulares que contenían los rumores típicos de unas elecciones. “¿Qué sabes?”, repetían por los pasillos esperando una respuesta que animara las caras. “En el otro comando ya están celebrando”, decían algunos con las manos hacia la cabeza asegurando que la información veía desde adentro.

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Eran las 6 De la tarde cuando el equipo de Noticias24 reportaba completa calma desde el lugar, y ni siquiera el paso de un grupo de motorizados que apoyaban al oficialismo pudo romper la tensa calma: más importaba el primer boletín que lo que ocurría a las afueras.

La gente comenzaba a reunirse y las gorras con la bandera de Venezuela inundaban las aceras que daban al Comando de campaña. Vendedores ambulantes ofrecían banderas y camisas con la frase “Yo soy caprilista” que algunos compraban sin dudar.

Solo los gritos de un grupo interrumpieron: “Ganamos” decían y los que estaban a las afueras solo preguntaban si era cierto. Los vehículos comenzaron a detenerse y los curiosos tocaban corneta. Un equipo de sonido estaba siendo colocado para que todos pudieran escuchar las palabras de Tibisay Lucena que no tardaron en llegar.

Foto: Ana Vanessa Herrero / Noticias24

Estado a estado, el Psuv tomaba el control de todo. Las palabras de la rectora evidenciaban que el mapa se había vuelto rojo y que muchos bastiones de la oposición se habían perdido. Pero lo esperado era Miranda y llegado el momento, un estallido de gritos y aplausos hacían saber a toda la cuadra que Henrique Capriles había conseguido mantenerse en la gobernación a pesar de que la carrera no fuese sencilla.

Pero las caras de felicidad duraron poco, pues Táchira y Zulia se habían perdido y los únicos que permanecieron en pie fueron Miranda y Lara. Amazonas fue un momento de alivio, pero no lo suficiente. Sin embargo dentro, la gente se abrazaba y agradecía no haber perdido esta batalla.

Foto: Ana Vanessa Herrero / Noticias24

La sala de prensa se llenaba de medios y los aplausos anunciaron la llegada de Capriles, nuevamente Gobernador. Empezaba a hablar sin mucho protocolo y sin un discurso contundente, como dijo, el momento no era de celebración plena pues las cosas no habían salido como querían. Las caras de los dirigentes política que lo acompañaban eran claras: seriedad y sobriedad antes que alegría, a excepción de Miguel Pizarro que pocas veces abandonó su sonrisa.

“Yo estoy inmensamente feliz por nuestro pueblo de Miranda, por los mirandinos, por un pueblo que amo y que llevo aquí en mi corazón. Estoy feliz por el triunfo de Lara (…), feliz por el pueblo de Amazonas (…), pero yo no puedo sentirme feliz por nuestra Venezuela”, decía con la mano en el pecho y con cierto tono de tristeza.

Foto: Ana Vanessa Herrero / Noticias24

“En Miranda resistimos (…); todos los recursos, toda la maquinaria (…)”, porque como lo indicó durante su campaña, la maquinaria del Gobierno superaba con creces la que él tenía en la región.

Según dijo, algunas personas “no querían reconocer lo resultados”, pero igual lo consiguieron. Y con estas palabras se e regía nuevamente como el líder de la oposición, un título que había casi perdido cuando decidió arriesgar su posición política por una nueva campaña. No habló de las críticas, no habló de lo que haría, solo dijo que empezaría a trabajar inmediatamente.

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Abordado por los medios respondió algunas preguntas para luego salir al balcón y así dirigirse a los que desde abajo esperaban. Ya el tráfico estaba totalmente trancado y no cabía ni un alma. “Nosotros hoy tenemos una responsabilidad mayor (…) tenemos que seguir hablándole a los venezolanos de ese país que soñamos”, dijo desde lo alto, porque aunque no quiso responder ese tema, con esta victoria, el panorama sobre el liderazgo dentro de la oposición ante una eventual ausencia absoluta del Presidente, cambia.

Foto: Mariely Márquez / Noticias24

Fue breve, con un tono más pausado que en otras oportunidades y culminó con sus canciones de campaña de fondo y las fotos correspondientes con su equipo. La gente evitó que se pudiera ver su cara después de eso, aunque se podía suponer.

Y la noche terminó con algunos bailando y otros recogiendo para dirigirse a sus hogares. Con algunos llorando y otros respirando la angustia en la que estuvieron por varios meses porque la carrera no fue fácil: ganaba con algo más de 4 puntos de ventaja sobre uno de los pesos pesados del presidente Chávez. Perder significaba un vuelco negativo a su figura dentro del país, pero no sucedió así, ganó, y ahora estará 4 años más frente a la Gobernación.


Por: Ana Vanessa Herrero / Noticias24

Equipo especial para la cobertura de las elecciones: Mariely Márquez, Vanessa Navas y Harold Martínez / Noticias24

Foto: Vanessa Navas/ Noticias24

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Vanessa Navas/ Noticias24

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador