Publicado el 21 de dic de 2012 7:12 am |

  comentarios

Foto: Noticias24 / Archivo

(Caracas, 21 de diciembre – Noticias24) - El economista José Toro Hardy considera que las cifras inflacionarias que ofrece el Gobierno no son confiables, pues los productos se venden a un precio asignado por el mismo Ejecutivo que genera escasez y también especulación a precios mucho más altos, por cuanto retoriza:”¿Cuál es la verdadera inflación?.

Escuche la entrevista completa a continuación:

Sus declaraciones fueron ofrecidas a la periodista Noris Argotte Soto durante el programa “Amanecer noticioso”, en Noticias24 Radio, donde además dijo que a la inflación se le agregó como fenómeno que el Gobierno “envió una enorme cantidad de dinero a la calle por las elecciones, por cuanto hay una masa monetaria demandando bienes y servicios que no se consiguen por los precios regulados”.

Video: Twitcam

Ante la posibilidad de una devaluación del bolívar frente al dólar, Toro Hardy advirtió que tratar de lograr más bolívares con la misma cantidad de dólares será un acto “perverso”, y que mientras tanto “no hay suficientes divisas para los venezolanos. Una cosa son los viajeros, pero los dólares para activar el aparato productivo no son suficientes. Esto termina en deterioro de la economía.

El sector petrolero importa casi el 97% de los dólares que ingresan a Venezuela. Pero la producción está cayendo, mientras tanto hay preocupantes desaceleraciones económicas en China, en la India, en EE UU, en Europa… Estamos enfrentados a una caída de la producción y a una caída del precio. Eso es lo que podría llevar al Gobierno a devaluar: conseguir más bolívares para el gasto público con menos dólares.

Mercosur: Venezuela no tiene ninguna posibilidad de producir nada ante los gigantes de las exportaciones y eso desaparecería al sector agrícola del país.

A los ciudadanos, Toro Hardy les recomendaría adquirir bienes para hacer frente a las características de la economía: “Comprar un carro, pero no hay carros; comprar un inmueble, pero no hay”.

En todo caso cree que es muy difícil que el ciudadano común pueda combatir una posible devaluación, por cuanto sentenció: “Lo único que les puedo decir es que necesitamos un Gobierno sensato”