Publicado el 23 de dic de 2012 4:39 pm |

  comentarios

Foto: Dreamstime / Archivo

(Caracas, 23 de diciembre – Noticias24).- La Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopnna) y la Constitución Nacional son claras: es una obligación de las autoridades y de la ciudadanía el resguardo de la integridad de los menores de edad.

“Las personas que sean testigos de un caso de maltrato infantil tienen el deber de reportarlo”. Así lo reiteró la coordinadora de Defensa del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna) de Anzoátegui, Yelitza Guzmán.

La directora regional de este organismo, Judith Pimentel, informó que “uno de cada cinco niños de la entidad sufre por este flagelo”. Eso representa 81 mil 718 infantes, 20% de la población menor de 15 años.

El diario El Tiempo entrevistó a la abogada Guzmán para que explicara los pasos para reportar un caso de maltrato infantil, y a la psicoterapeuta y socióloga Mahely Acosta Benítez, quien habló sobre las consecuencias de la violencia en el menor.

¿Cómo denunciar?

Lo primero que aclaró Guzmán fue que si bien el ente actúa como órgano rector en la materia y de este dependen los Consejos Municipales (Cmdnna) y Consejos de Protección (Cpnna), todas las autoridades están en la obligación de atender y canalizar las denuncias.

“Si usted ve que están vulnerando los derechos constitucionales y humanos de un menor, puede ir a nuestras sedes o a las policías, a la Defensoría del Pueblo, a las fiscalías, a Protección Civil, a la Oficina de Prevención del Delito. Todos estamos conectados”.

La abogada indicó que para efectuar la denuncia solo es necesario suministrar la información sobre el maltrato o abuso al que se refiere.

-¿Qué pasa después de que se presenta una denuncia?

-Si la denuncia no se hizo directamente en el Idenna, Cpnna o Cmdnna, el organismo que la recibió nos remitirá el informe. Una vez nosotros tengamos la información, nuestro personal que está de guardia las 24 horas, iniciará el proceso de investigación. Se enviará un visitador social a la casa de la presunta víctima, o al sitio donde esté, por ejemplo, un niño de la calle lo cual también es un caso de maltrato. Si se sospecha que ciertamente hubo violencia se aplican medidas.

-¿Cuáles?

-En casos leves se envía a la familia a terapia. Si se trató de algo extremo podemos incluso sacar al menor de la vivienda y resguardarlo en un refugio hasta que se verifique completamente la situación, hasta que la madre o padre maltratador haya pasado las evaluaciones psicológicas. Hay casos que deben pasar a la Fiscalía y posteriormente a Tribunales. Si no hay mejoras, el Estado se hará cargo de la víctima. Jamás la vamos a dejar desamparada.

-¿El denunciante está en riesgo?

-Tomamos los datos del denunciante, pero en ningún momento le decimos al acusado quién reportó el maltrato. Así que la denuncia es anónima. Pero necesitamos mantener contacto con quien hizo el reporte por si acaso el hecho pasa a tribunales y se requieren testigos.

Graves consecuencias

La psicoterapeuta Acosta recomendó, en primera instancia, nunca utilizar el castigo físico como medida de disciplina. “Es aconsejable orientar de manera oportuna, reforzar las buenas conductas, enseñarles con mucho amor, poner reglas claras y advertir las consecuencias de no cumplirlas, como prohibirle la televisión, pero nunca proceder contra sus derechos y su integridad física o emocional”.

-¿Cuáles son las consecuencias del maltrato en el menor?

-Depresión, desconfianza. El niño puede tener falta de concentración, lo que afecta su rendimiento escolar. También baja autoestima. Puede convertirse en un niño hiperactivo o por el contrario retraído e incapaz de expresar sus emociones.

-¿Niño maltratado es igual a futuro maltratador?

-De adulto podría tener problemas para relacionarse. Las heridas físicas sanan más rápido que las emocionales o psicológicas. Culpar toda la vida a los padres que lo maltrataron es una excusa para no crecer y perpetuar el sufrimiento.

-La desatención y la negligencia de un padre, ¿son maltrato?

-Sí, porque ponen en peligro la integridad del niño y pueden impedir un sano desarrollo. El infante necesita ser cuidado, amado, y los padres son los principales garantes de los derechos de sus hijos.

Tipos de maltrato

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) define cinco tipos de maltrato infantil. En primer término señala que el maltrato físico es toda agresión que puede o no tener como resultado una lesión producto de un castigo único o repetido.

En cuanto al maltrato emocional o psicológico, se trata del hostigamiento verbal por medio de insultos, críticas, ridiculizaciones, o aterrorizar de alguna manera al infante. La negligencia se refiere a la falta de protección y cuidados mínimos por parte de los responsables del menor.

El abandono es el grado extremo de la negligencia. Por último, está el abuso sexual a un niño o niña por parte de un familiar, un cuidador o cualquier adulto.

Con información del El Tiempo (Anzoátegui) / Aileen Nieto.