Publicado el 26 de dic de 2012 8:27 am |

  comentarios

Video: AFP en español / Youtube

(CARACAS, 26 de diciembre. AFP) - El oficialismo y la oposición de Venezuela coincidieron este lunes en que es posible postergar la asunción del presidente Hugo Chávez, fijada en la Constitución para el 10 de enero, si para entonces aún está en Cuba recuperándose de su cuarta operación contra el cáncer.

“La Constitución es muy clara, el Presidente en este momento está haciendo uso de un permiso constitucional, aprobado por unanimidad por la Asamblea Nacional, para atender su situación de salud. Si ese permiso (…) se tuviera que extender después del 10 de enero -día previsto para que asuma el cargo-, se activaría la Constitución y seguramente se tiene que hacer su juramento en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, aseguró el vicepresidente Nicolás Maduro.

“En el momento en que así lo indique su cuerpo médico y se den las posibilidades, el presidente establecerá juramento constitucional”

“En el momento en que así lo indique su cuerpo médico y se den las posibilidades, el presidente establecerá juramento constitucional”, agregó Maduro a la prensa tras una misa celebrada este lunes en el centro de Caracas por la salud de Chávez, a la que asistieron ministros, funcionarios y seguidores del mandatario.

El pasado 11 de diciembre el mandatario venezolano fue operado por cuarta vez en 17 meses de un cáncer –del que se desconoce su ubicación exacta– en La Habana, donde este lunes experimentaba “una ligera mejoría” aunque sigue de “reposo absoluto”, según el último comunicado oficial.

Tras la operación de Chávez, y ante la falta de una fecha estimada para su regreso a Caracas, se abrió un polémico debate en Venezuela sobre si la fecha de la toma de posesión en la Asamblea Nacional se puede postergar o no.

Este lunes, el líder opositor Henrique Capriles, que perdió en octubre las elecciones presidenciales ante Chávez, acercó posiciones con el oficialismo al aceptar la posibilidad de que se postergue la juramentación del mandatario venezolano.

“Hay que ser en esto muy serio y muy transparente, no pierde la condición de presidente electo una persona que no pueda tomar posesión del cargo el día en que está establecido“, dijo Capriles a periodistas.

“No pierde la condición de presidente electo una persona que no pueda tomar posesión del cargo el día en que está establecido”

“Si el presidente de la República no pudiera presentarse el 10 de enero a tomar posesión del cargo ante la Asamblea Nacional en su condición de presidente electo, la propia Constitución tiene las respuestas. Ahí aplicaría inicialmente una falta temporal y después aplicaría lo que establece la Constitución en falta absoluta“, resaltó Capriles, recientemente reelecto como gobernador del Estado Miranda (norte).

La Constitución venezolana prevé faltas temporales del presidente –de 90 días y prorrogables por 90 días más– durante las que debe asumir el vicepresidente, y faltas absolutas –que deben ser decretadas por la Asamblea Nacional– en caso de muerte, renuncia, destitución o inhabilitación física o mental.

En caso de que se decretara la falta absoluta, antes de asumir el mandato o en los primeros cuatro años de gobierno, se tendrían que realizar elecciones presidenciales anticipadas en un lapso de 30 días.

Foto: Reuters

Así, el artículo 231 de la Carta Magna, promulgada por Chávez en 1999, estipula también que el presidente tome juramento ante la Asamblea Nacional el 10 de enero. Pero señala igualmente que “si por cualquier motivo” no se puede juramentar ante el Legislativo lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), sin fijar un plazo específico.

Con sus declaraciones de este lunes, Capriles marcó distancia de la posición expresada días atrás por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que había señalado que la posesión del 10 de enero es impostergable y que ante una ausencia de Chávez en esa fecha habría que declarar su “ausencia absoluta”.

El abogado constitucionalista Ricardo Antela dijo, por su parte, que hay un solo supuesto que permitiría un aplazamiento de la toma de posesión: “Si para el 10 se tuviera una certeza médica, expuesta públicamente y avalada por la Asamblea Nacional, de que el presidente se va a recuperar y se determinara una nueva fecha”.

Otros analistas, en cambio, comparten la posición inicial de la MUD, rechazada tajantemente por los miembros del oficialismo, algunos de los cuales incluso han dejado la puerta abierta a la posibilidad de que Chávez se juramente fuera de Venezuela.

Sin embargo, Maduro –a quien Chávez designó como su heredero político antes de partir a Cuba– no quiso aclarar este lunes a periodistas si el TSJ podría trasladarse a la embajada venezolana en La Habana para que el mandatario asuma para un tercer mandato de seis años.

El gobierno publica a cuentagotas la información sobre la salud de Chávez, de 58 años y desde 1999 en el poder, quien primero sufrió un sangrado durante la operación y luego una infección respiratoria durante el proceso postoperatorio.

Decenas de misas han sido realizadas en los últimos días para pedir por la recuperación del mandatario. La última tuvo lugar este lunes, cuando ministros y funcionarios del gobierno rezaron junto a sus seguidores por la salud de Chávez, e incluso fueron los encargados de entregar las ofrendas en la ceremonia.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador