Publicado el 28 de dic de 2012 10:06 pm |

  comentarios

Video: Noticias24

(Caracas, 28 de diciembre- Noticias24)- Las horas de espera, paciencia, largas colas, los bolsos y la esperanza son los acompañantes de los usuarios que esperan para abordar o conseguir un pasaje, así se pasan las horas en el Terminal de La Bandera, ubicado en la Capital.

Noticias24 conversó con algunos de los usuarios y además, presenció las condiciones en las que muchos anhelan la oportunidad para viajar antes de Año Nuevo. Por ejemplo, Ricardo Galvis contó con gran entusiasmo que venía de Vargas y tomaría un autobús hasta Barquisimeto, aunque tenía una hora esperando para abordar. Para él, el tiempo de espera ha sido normal por la afluencia de personas y, aunque no lo esperaba, consiguió su pasaje.

Sin embargo, dijo que a pesar que en La Bandera los baños están pulcros y las instalaciones limpias, en el país “necesitamos un terminal más moderno”.

Mientras unos corrieron con la suerte de encontrar rápido pasaje y no pasar por las penurias que acarrean el tiempo de espera, hay otros que tuvieron menos suerte. Tal es el caso de Mileidy Rodríguez, quien aspiraba a irse hoy para Maracay ya que desde las 8 de la mañana se encontraba en el Terminal, pero hasta las horas de la tarde “no tenía pasaje y no había ningún expreso habilitado”.

Sentada sobre uno de sus bolsos y con el rostro cansado “por el estrés”, decía que para adquirir refrigerio tenía que turnarse con su hermana mientras esperaban en la cola para ver si habilitaban alguna unidad”.

El equipo de Noticias24 siguió por su recorrido en el Terminal de La Bandera donde nos encontramos con personas apostadas en el suelo, tomando refresco mientras hacían sus filas, viendo quién ofrecía algún boleto para irse a su destino, mientras calmaban a los infantes entre los gritos de los vendedores.

Pero al salir del Terminal el panorama es similar: la gente sube rapido con sus bolsos entre la multitud, mientras en el fondo se escuchan a los “revendedores” que ofrecen viajes Táchira, Valencia, entre otros. Y todo pasa mientras unos optan por quedarse pegaditos a la pared para ver si consiguen algún autobús que los lleve o esperan que algún familiar entre y encuentre los boletos.

Como María Darias quien tiene la aspiración de viajar a San Critóbal con la aspiración de durar poco tiempo y espera tener un viaje tranquilo por la inseguridad que se vive en el país.

Tomaré refrigerios en las paradas, todavía no he comprado el pasaje espero que mi esposo lo consiga”, dijo con esperanza la mujer.

Se podría decir que viajar en temporada alta en el Terminal de La Bandera es una trevesía para los usuarios y las colas siguen, y la paciencia se agota en muchos casos, aunque todo se olvida unavez que logra concretarse el esperado viaje para recibir el Año Nuevo con la familia ¿Y usted, qué opina?

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador