Publicado el 03 de ene de 2013 10:02 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Miraflores

(Caracas, 04 de enero – AFP).- La cúpula chavista negó que en Venezuela haya una “transición” al regresar este jueves de visitar a Hugo Chávez en La Habana, toda vez que cargó contra la oposición por instigar rumores sobre su salud, a siete días de la prevista cuarta toma de posesión del mandatario.

“Aquí sólo hay una transición y empezó hace por lo menos seis años y la decretó el comandante Hugo Chávez”, dijo el vicepresidente Nicolás Maduro, en referencia a la transición al “socialismo” que puso en marcha el mandatario tras su reelección en 2006.

Maduro, designado heredero político por el presidente, compareció en la televisión oficial junto al número dos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, quien visitó a Chávez “en las últimas horas” en el hospital cubano para llevarle el “aliento y la fuerza del pueblo”.

El vicepresidente, que permaneció cinco días junto al mandatario, dijo que éste sigue “dando la batalla” por su salud, después de ser operado de un cáncer el 11 de diciembre y aseguró que en breve se daría a conocer un nuevo parte oficial.

Cargó además contra la oposición y en especial el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, a quien hizo responsable de “todas las campañas de rumores malsanos” sobre el estado de salud del mandatario.

Diosdado Cabello, quien visitó a Chávez “en las últimas horas” en el hospital cubano para llevarle el “aliento y la fuerza del pueblo”.

Le pedimos una vez más respeto para la lucha del presidente Chávez por recuperar plenamente su salud en una situación compleja”, dijo Maduro en alusión a Aveledo, quien el miércoles reclamó “un diagnóstico y un pronóstico médico” al gobierno sobre el estado del mandatario.

“Con esta oposición (…) no hay conciliación posible”, sentenció Cabello, igualmente presidente de la Asamblea Nacional y que el próximo sábado podría ser reelegido a la cabeza del hemiciclo.

Maduro cargó también contra la derecha y medios internacionales por “haber tratado de manipular un conjunto de elementos” sobre la relación bilateral con Estados Unidos, luego de un contacto entre ambos gobiernos, que fue confirmado este jueves por Washington.

Además, aseguró que el oficialismo está “más unido que nunca”, desmintiendo supuestas divisiones entre él y Cabello.

En La Habana se reunieron además de Maduro y Cabello, Adán Chávez, el más político de los hermanos del presidente y gobernador del estado familiar de Barinas, la procuradora Cilia Flores, y el yerno de Chávez y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

“Vamos a mantener el ritmo de cohesión, de funcionamiento de las instituciones. Más temprano que tarde vamos a ver a nuestro comandante en su patria”, acotó Maduro.

Según la Constitución, Chávez, reelegido en octubre pasado, debe asumir su cuarto período de gobierno el día 10 de enero ante la Asamblea Nacional, pero su estado de salud podría imposibilitar su asistencia.

Cabello afirmó la semana pasada que la fecha del 10 de enero es postergable y Chávez podría asumir su nuevo período de gobierno más adelante ante el Tribunal Supremo de Justicia.

En la misma línea, el vicepresidente de la Asamblea y miembro de la dirección nacional del Psuv, Aristóbulo Istúriz, estimó el jueves que “si el presidente no se puede juramentar, debe mantenerse como presidente hasta el momento en que se establezcan los mecanismos para la juramentación”.

Desde que Chávez fue operado en La Habana, no ha sido publicado ningún parte médico, y los venezolanos no han visto ninguna imagen suya ni han escuchado su voz.

Desde que Chávez fue operado en La Habana, no ha sido publicado ningún parte médico.

Para Aveledo, “el 10 de enero comienza un nuevo período constitucional, si el presidente se presenta, se presentó. Si el presidente no se presenta, corresponde al presidente de la Asamblea Nacional asumir como encargado la presidencia de la República transitoriamente, como dice la Constitución”.

Aveledo insistió en que si Chávez no acude a su juramentación se declare su “falta temporal” y si fuera necesario la “falta absoluta”, que se aplica, entre otros, en supuestos de renuncia, muerte o de incapacidad física permanente, que debe ser dictaminada por una junta médica.

La Constitución dicta que si se declarara la falta absoluta del presidente se deben celebrar nuevas elecciones en 30 días.

El alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, propuso el jueves que se designe una comisión política y médica, con participación opositora, que viaje a Cuba para “constatar de primera mano la realidad sobre la salud del presidente”.

Antes de partir a La Habana a operarse, Chávez anunció que Maduro asumiría la presidencia temporal si él quedaba “inhabilitado” y sería el candidato oficialista en unas nuevas elecciones.

El candidato derrotado por Chávez en las presidenciales de octubre, Henrique Capriles, que había aceptado una eventual postergación de la juramentación de Chávez y sería el más probable rival de Maduro en las urnas, afirmó el miércoles en su cuenta Twitter que “las respuestas a la incertidumbre que ha generado el gobierno están en la Constitución”.

Por Anna Pelegri

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador