Publicado el 05 de ene de 2013 9:24 am |

  comentarios

Foto: EFE / David Fernández

(Caracas, 5 de enero. Noticias24) - En un reporte del diario El Nuevo Herald,se reseña la disyuntiva que se presenta en Venezuela en torno a quién será su presidente la próxima semana.

El rotativo indicó que anoche, el vicepresidente Nicolás Maduro contribuyó a enturbiar aún más el clima de confusión que impera en el país al afirmar que el nuevo mandato de Chávez comenzará el próximo 10 de enero y que si el gobernante no puede jurar el cargo ante la Asamblea Nacional en esa fecha, puede hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia posteriormente.

“La Constitución establece que en todo caso, como formalismo, debe presentar su juramento ante la AN el 10 de enero, pero ya el 10 de enero comienza el nuevo periodo constitucional y él continúa en sus funciones y se establecerá (…) el momento que pueda prestar juramento ante el TSJ”, indicó Maduro en una entrevista con la estatal VTV.

A continuación la nota de El Nuevo Herald:

Líderes de la oposición alzaron su voz de protesta ante lo que calificaron como un progresivo engaño a la población venezolana ejecutado por el gobierno, acusando al chavismo de primero lanzar a un candidato que mentía cuando decía que se había curado del cáncer y ahora de mantener oculta su condición actual, brindando información médica invariablemente escueta y ocasionalmente contradictoria.

Los dirigentes también mostraron alarma ante el control que el régimen de La Habana parecer ejercer sobre el chavismo, señalando que en este momento los venezolanos desconocen si Chávez permanece en la isla en contra de su voluntad e incluso si realmente está con vida.

“Tenemos derecho a saber cuál es la verdadera situación del presidente”, expresó el alcalde de Caracas Antonio Ledezma.

“El presidente está prácticamente secuestrado por un gobierno extranjero. Ya basta de que le falten el respeto a los venezolanos. Y siento que se le ha venido mintiendo a los venezolanos y se ha jugado incluso con la buena fe de los seguidores y los familiares de Hugo Chávez”, señaló.

El gobierno venezolano venía insistiendo hace algunos días que la condición médica de Chávez era estable pese a que sufrió algunas complicaciones durante la cuarta operación a la que fue sometido en La Habana a inicios de diciembre, para tratar un cáncer cuya variedad y gravedad nunca ha sido dada a conocer.

Pero la información brindada a cuentagotas por el gobierno también deja entrever que la situación podría ser mucho peor, luego de que el ministro de Información, Ernesto Villegas, mencionó vagamente el jueves que Chávez padece de insuficiencia respiratoria producto de una infección pulmonar.

“Tras la delicada cirugía del pasado 11 de diciembre, el comandante Chávez ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar. Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere del comandante Chávez un estricto seguimiento del tratamiento médico”, afirmó Villegas en un comunicado leído en una cadena de la televisión oficial.

Por: Antonio María Delgado / El Nuevo Herald