Publicado el 05 de ene de 2013 4:53 pm |

  comentarios

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 5 de enero – dpa) – El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la oposición defienden interpretaciones opuestas sobre lo que establece la Constitución para la investidura el 10 de enero del presidente Hugo Chávez, quien convalece en La Habana tras una cirugía por cáncer.

La guerra de interpretaciones echa más leña al fuego de la incertidumbre que viven los venezolanos desde que el 8 de diciembre el líder bolivariano anunció que se sometería a una nueva operación riesgosa y ungió a Maduro como su eventual sucesor.

Maduro argumentó la noche del viernes que Chávez continuará al mando aunque no pueda juramentarse el 10 de enero, pues se trata de un gobernante reelegido, cuya gestión sigue en el tiempo.

Por su lado, la oposición sostiene la tesis de que por desconocerse la condición precisa del mandatario se debe declarar su ausencia absoluta, lo que implica la realización de nuevas elecciones presidenciales.

Hasta ahora el gobierno no ha presentado un informe médico avalado por especialistas, lo que hace pensar a los dirigentes opositores que Chávez no está en condiciones de ejercer el cargo para el mandato 2013-2019.

“Eso no nos saca a nosotros de nuestro camino, aquí es Constitución, verdad, convivencia, es democracia”

La Constitución prevé las ausencias temporales y absolutas del presidente. En las temporales tiene una licencia de 90 días, prorrogable por otros 90, y sus funciones las ejercerá el vicepresidente.

La ausencia temporal puede convertirse en absoluta si el presidente no se presenta en más de 90 días, lo que implica la convocatoria de elecciones, mientras que el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso) se hará cargo del mando hasta la nueva consulta.

Maduro sostiene que la juramentación de Chávez es un “formalismo”, que podrá ser resuelto por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) posteriormente, si el presidente no se presenta.

“El presidente continúa en sus funciones y su juramentación es un formalismo”, dijo en una entrevista con el canal oficial.

Alegó que ninguna de las causales para declarar la ausencia absoluta del presidente se aplica en la situación actual de Chávez: muerte, renuncia, destitución decretada por sentencia del TSJ, incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica, el abandono del cargo y la revocación popular del mandato.

“Ninguno de los casos se aplican en estos momentos. Sólo se activaría una falta si se llegase a presentar algunos de los elementos indicados”, dijo y señaló que la oposición está “trastocando” la Constitución cuando dice que debe ser declarada la ausencia absoluta si no se presenta el 10.

Agregó que defender esa tesis es “esgrimir un golpe de Estado acelerado. Ellos se mueven entre la ignorancia y la maldad”.

El presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, defendió la tesis al juramentarse hoy para el cargo al que fue reelegido.

Dijo que el mandatario tiene una licencia de la Asamblea, unánime, pues la oposición lo apoyó, para atenderse médicamente y ese “permiso estará vigente hasta que Chávez regrese”.

“No le den más vuelta señores de la oposición, porque si el 10 de enero se inventan una, el pueblo les dará una lección que se acordarán del día que nacieron”, advirtió.

La oposición alega que el propio Chávez dijo antes de viajar a Cuba para operarse que si quedaba incapacitado para la presidencia Maduro sería su candidato en unas eventuales elecciones.

El abogado constitucionalista Gerardo Blyde, alcalde del municipio caraqueño de Baruta, opinó que Maduro “malinterpreta” la Carta Magna en un intento por “prorrogar un período que fatalmente termina el 10 de enero”.

“El artículo 231 es clarito: El 10 de enero comienza el nuevo período, eso no es ni interpretable ni mucho menos prorrogable, por Maduro ni por nadie”, dijo en su cuenta de Twitter. Agregó que un presidente electo debe juramentarse ante la Asamblea y solo “excepcionalmente ante el TSJ, pero el 10 de enero, pues la Constitución no estableció otra fecha”.

Por su lado, el especialista Hermann Escarrá opinó que en este momento no cabe un análisis sobre la falta temporal o absoluta, pues sería objeto de la confrontación política.

Indicó que Chávez está en Cuba autorizado por la Asamblea, que lo autorizó para estar fuera del país y esa licencia sigue vigente.

“Hay que rechazar con mucha claridad cualquier tesis sobre el vacío de poder porque no existe ningún vacío de poder. Lo que había es una situación sobrevenida que está en el marco de la Constitución que provee su propia ingeniería para resolverla”, indicó.

A su vez, el catedrático José Vicente Haro dijo que para la sesión del 10 de enero hay al menos cinco escenarios, entre ellos que la Asamblea designe una junta médica que evalúe a Chávez, la convocatoria de elecciones como propuso el mandatario y la declaración de falta temporal con una licencia de 90 días.

También podría ocurrir que Chávez envíe una carta a la Asamblea renunciando o que sea juramentado por magistrados del TSJ.

El secretario ejecutivo de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, afirmó que Maduro tiene el poder y puede darse el lujo de “decir barbaridades”.

“Eso no nos saca a nosotros de nuestro camino, aquí es Constitución, verdad, convivencia, es democracia”, aseveró.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador