Publicado el 09 de ene de 2013 9:36 pm |

  comentarios

Foto:Prensa-Embajada venezolana en EE UU /Archivo

(Miami, 9 de enero – EFE).- Venezolanos residentes en Miami (Florida) acusaron al Tribunal Supremo de ese país suramericano de ser “dócil” al chavismo, al resolver hoy que no es necesario que el presidente electo, Hugo Chávez, que sigue hospitalizado en La Habana, asuma mañana su cargo para iniciar un nuevo mandato.

Video: CNN 09 de enero de 2013

“Decir que se puede esperar a Chávez todo el tiempo que sea necesario y avalar ese disparate, como lo hace la Corte Suprema de Justicia” es no sólo una “violación de la Constitución”, sino una muestra de “docilidad al chavismo y Cuba”, señaló a Efe Alexis Ortiz, exiliado venezolano y miembro de Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Miami.

Junto con Ortiz, una gran parte de la comunidad venezolana del sur de Florida rechaza la decisión del Supremo de su país de aplazar el acto de asunción presidencial hasta que Chávez pueda hacerlo y, de esta manera, prolongar el Gobierno que encabeza el vicepresidente, Nicolás Maduro.

“Esto no es una monarquía donde la sucesión es automática”, exclamó Ortiz, quien apuntó que se trata de una “violación constitucional flagrante y abierta que no se puede ocultar”.

Al igual que Ortiz, numerosos venezolanos radicados en la ciudad de Doral, que cuenta con una gran concentración de compatriotas, expresaron este miércoles su rechazo a una resolución judicial que avala la continuidad de Chávez, aunque no jure mañana su cargo, y de sus ministros.

“Debe respetarse la Constitución y ésta dice que el Gobierno y su mandato expiran mañana” y que, a partir de entonces, cesa en funciones “y entra un nuevo Gobierno”, dijo a Efe Víctor Rodríguez, un venezolano radicado en Doral y habitual del restaurante El Arepazo 2, centro de encuentro de los exiliados y antichavistas venezolanos.

En Estados Unidos residen unos 200.000 venezolanos y la mayoría vive en Florida, donde se sigue con atención la evolución del estado de salud de Chávez y la pronunciación del máximo tribunal del país, así como las declaraciones de la oposición interna y del régimen venezolano.

Rodríguez expresó con vehemencia su convencimiento de que respetar el texto de la Constitución venezolana no es un mero “formalismo” y que la ley dicta que el “presidente debe jurar el 10 de enero”.

“De no jurar Chávez su cargo corresponde al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, asumir los poderes temporales al frente de la República y en un plazo de 30 días convocar nuevas elecciones“, apostilló Rodríguez.

“Debe respetarse la Constitución y ésta dice que el Gobierno y su mandato expiran mañana”

Rodríguez calificó de “golpe institucional” lo sucedido en Venezuela, una nación donde el chavismo ejerce un control total sobre el Tribunal Supremo y la Asamblea Nacional para “imponer unas tesis descabelladas”.

Cargó contra el hermetismo que mantiene el Gobierno venezolano en torno a la salud de Chávez, quien convalece en Cuba de una cirugía a la que fue sometido el pasado 11 de diciembre, en lo que fue su cuarto paso por el quirófano desde que hace un año y medio se le detectó un cáncer en la zona pélvica.

El líder bolivariano tiene una insuficiencia respiratoria como consecuencia de una grave infección pulmonar, por lo que no jurará su cargo mañana, tal y como estaba previsto.

Para Cristóbal Moreno, que pasa temporadas en Doral, lo sucedido en Venezuela “violenta la Constitución completamente” y supone la ruptura del “hilo democrático” en el país, “controlado por el chavismo” que, a su vez, “controla al Tribunal Supremo y a la Asamblea Nacional. Lo controla todo”.

Josefina Loaiza, otra habitual de El Arepazo 2, lamentó que el pueblo venezolano se “haya acostumbrado al régimen chavista, a ser un pueblo mantenido”.

“Me duele decirlo pero nos hemos acostumbrado a estar mantenidos: ‘Toma dinero y cállate la boca’, es la fórmula que aplica el régimen chavista para acallar las posibles protestas y malestar de la población“.

En su opinión, al final triunfa la estrategia desplegada por Cuba, “que le tiene miedo al chavismo sin Chávez y quiere evitar una confrontación entre Maduro y Cabello”, algo que a la larga resultará “inevitable”, apuntó Ortiz.