Publicado el 10 de ene de 2013 7:17 am |

  comentarios

Video: Noticias24 10 de enero de 2012

(Caracas, 10 de enero – Noticias24) El 8 de diciembre se iniciaba el camino a uno de los meses más complicados en la historia reciente del país. Chávez anunciaba un nuevo viaje a Cuba generando, en los días posteriores, la gran duda constitucional: la toma de posesión el 10 de enero.

Fue en el año 2007 cuando Chávez juramentaba un nuevo periodo presidencial ante la Asamblea Nacional. Delante del bloque parlamentario, juraba defender los fundamentos de “esta maravillosa Constitución”, en sus palabras, a costa de su propia vida. Hoy, 6 años después, el país se sumerge en una calma que aparentemente no se disipa, incluso, tras el fallo de la Sala Constitucional del TSJ.

La ida a La Habana: el inicio de la tensión

Partía a La Habana pidiendo, antes que nada, unidad dentro de sus filas. Asomando la posibilidad de no retornar, el Presidente pedía elegir a Nicolás Maduro en caso de una nuevas elecciones. Era la primera vez que Chávez se refería en esos términos a su mandato y su legado, que fue además respaldado por más de 8 millones de votos en las elecciones del 7 de octubre.

Se activaba en las redes sociales, entre especialistas y en los medios, la necesidad de estudio del artículo 231 de la Constitución, referido a la fecha y forma de la toma de posesión:

“El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

Con un nuevo tren ministerial y la cartera de Comunicación e Información en las manos de Ernesto Villegas, el Gobierno emitió varios comunicados informando sobre su salud. Para la oposición, la información era escasa, mientras que para el oficialismo era oportuna y veraz.

Los rumores encendían el mes de diciembre en la redes sociales a través de cuentas que el propio Ejecutivo Nacional ha pedido descartar por “no decir la verdad”. Estos actos fueron finalmente calificados como una guerra comunicacional en contra del Primer Mandataro para desestabilizar el país. El Gobierno era cada vez más crítico a los medios internacionales mientras estos colocaban polémicos titulares en sus primeras planas dando una especial atención a la situación del país.

En una entrevista que ofrecía el Jefe de Continuidad del diario ABC de España al equipo de investigación de Noticias24, se aseguraba que las fuentes con las que contaban para publicar las noticias que el propio Nicolás Maduro criticaba, provenía de los anillos más cercanos de Chávez.

Diciembre no solo es recordado por el viaje del Vicepresidente a la isla y por la Cadena de Radio y Televisión que ofrecía el domingo 30, donde anunciaba de la condición “delicada” del Presidente, sino también por las cientos e muestras de apoyo a Jefe de Estado. En conmovedoras ceremonias, los adeptos al chavismo rezaban y pedían por una pronta recuperación para que volviera al país, aunque llegó el Año Nuevo sin una noticia más alentadora.

Ratificación de Diosdado Cabello y la carta a la Asamblea Nacional

Tras casi un mes de su ausencia, los analistas y constitucionalistas pedían por parte del TSJ un pronunciamiento en torno al artículo 233 y 234 de la Constitución referentes a la ausencia absoluta y temporal del Presidente. Tras pocas apariciones públicas, el 3 de enero la MUD, sin la figura de Henrique Capriles presente, leía un comunicado en el cual pedía al Gobierno decir “toda la verdad” sobre el estado de salud de Chávez ya que, a su juicio, el pueblo no estaba siendo debidamente informado al respecto.

Días antes de la elección de la Junta Directiva a la Asamblea Nacional, las críticas que giraban en torno al Ejecutivo tenían que ver -y aún tienen- con una supuesta división entre Cabello y Maduro. La respuesta fue rápida y contundente: en todos los actos que hacían en conjunto, ambos políticos se encargaban de demostrar que dentro del chavismo lo que prima es la unidad.

Mientras mostraban con imágenes y palabras su unión, la oposición seguía sin dar una respuesta más allá del comunicado. Y en este contexto llegó el sábado 5 de enero, cuando Cabello fue ratificado como Presidente de la Asamblea, escribiendo el nombre de quien tuviera que llevar las riendas del país en caso de la ausencia del Primer Mandatario.

El 8 de enero Capriles se pronunciaba por primera vez ante medios nacionales y extranjeros sobre la situación. “Aquí no hay sucesión porque esto ni es una monarquía, ni es Cuba”, decía con tono elevado junto al gobernador Henry Falcón -las dos figuras más importantes de oposición durante la campaña presidencial-, insistiendo en que, a pesar de las supuestas provocaciones del Gobierno, él no llamaría al pueblo a la calle para que se enfrentaran.

Como una desgracia calificó el Gobernador que Cabello asumiera la presidencia, aunque dejó claro que el único camino era seguir la Constitución. Horas después de su declaración, Diosdado Cabello leía una carta enviada por Nicolás Maduro en nombre de Chávez, anunciando que no asistiría el 10 de enero y pidiendo un extensión a la toma de posesión: esta fue aprobada por mayoría en la plenaria.

El fallo del TSJ

“El TSJ tiene un papel ante la historia”, decía Capriles un día antes del pronunciamiento de la Sala Constitucional. “Tómese el tiempo que necesite”, decía Cabello cerrando un intenso y álgido debate donde se aprobaba un permiso indefinido para Chávez, el cual había sido pedido a través de una carta que no firmó el mandatario venezolano.

El jueves 9 de enero, tras 3 horas de espera en una sala habilitada para la prensa nacional e internacional, los magistrados de la Sala Constitucional en la voz de Luisa Estella Morales, dieron a conocer el fallo que hacían sobre el artículo 231 de la Constitución.

Video:Noticias24, 09 de enero de 2013

Sin dar detalle de la exposición de motivos, la Presidenta del TSJ sentenció que la ausencia de Chávez no debe ser tomada como temporal o absoluta, pues, fundamentándose en el principio de continuidad administrativa, el acto de juramentación aunque debía llevarse a cabo, no coartaba la continuación de un periodo presidencial de un Presidente reelecto por mandato popular.

Sin dar una fecha límite ni destacar dónde, Morales explicó que el Jefe de Estado podrá juramentar su cargo ante el TSJ cuando “la circunstancia sobrevenida” haya desaparecido. Además, destacó que en ningún momento el Tribunal ha considerado que existan méritos para designar una junta médica que certifique los comunicados del Gobierno. “El formalismo debe cumplirse, pero no interrumpe el inicio del nuevo periodo”.

Creado jurisprudencia, la Sala flexibilizó la oportunidad de la juramentación, pero no señaló alguna fecha. Mientras tanto, Nicolás Maduro seguirá siendo vicepresidente y cumpliendo las funciones que, según dijo, son superiores a la de una figura vicepresidencial tradicional.

“El Vicepresidente comparte con el Presidente el ejercicio de su jefatura de Gobierno”. La Memoria y Cuenta tampoco presentó un problema pues, como el año pasado, los diferentes Ministros podrán acudir a la AN para rendir el ejercicio de 2012.

Las redes estallaban y Capriles anunciaba una nueva rueda de prensa para destacar que el mandato del Tribunal es vinculante y que ahora “ya no hay excusas” para “quedarse pegado” en el 10 de enero, pues destacó que la prioridad en estos momentos es trabajar por los problemas que siguen azotando al país.

Video: VTV, 07 de enero de 2013

Y en este contexto llega el 10 de enero que lo protagoniza la ausencia de Hugo Chávez; la convocatoria a un acto en Miraflores con el pueblo; la incertidumbre que aún no se aclara sobre el futuro político; el rechazo por parte de los diputados de oposición al fallo del TSJ; el llamado a la paciencia y calma de Capriles; las aseveraciones sobre unidad en el chavismo y la oposición; y la ausencia de un nuevo pronunciamiento sobre la salud del Jefe de Estado que, según se conoció en el último comunicado de Villegas, es “estacionaria”.

Por: Ana Vanessa Herrero / Departamento de Investigación / Noticias24

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador