Publicado el 17 de ene de 2013 3:19 pm |

  comentarios

Foto: Zorailly Rondón/Noticias24

(Caracas, 17 de enero – Noticias24) En el programa “El Análisis”, transmitido por Noticias24 Radio, Manuel Felipe Sierra conversó acerca de la ausencia del presidente Chávez y, en especial, sobre “las circunstancias” que rodean este hecho, que han generado una “sensación de vacío de poder”.

“El país necesita que su líder, a quien eligió nuevamente el pasado 7 de octubre, le dirija un mensaje para demostrar que está al frente de las funciones del Estado (…) Pero hay dos hechos que estabilizan esta situación”, agregó.

Video: Twitcam

En primer lugar, explicó que “el hecho de que Maduro acudiera a la Asamblea Nacional para entregar la memoria y cuenta de Chávez del año 2012, a pesar de que su presencia sea cuestionada por la oposición, le brindó esa apariencia de gestión”. Y, por otra parte, resaltó “la designación del nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, como parte de ese proceso de gobernar una nación”.

Sin embargo, según Sierra, pese a estas acciones “la prolongada ausencia de Chávez debilitará la presencia de Maduro, puesto que cada vez se hace más difícil la resolución de los problemas que vive a diario el venezolano, para lo cual él no está habilitado en su totalidad”.

“El 23 de enero de 1958 es el inicio de la era democrática”

Sierra habló sobre el 23 de enero de 1958, momento de la historia de Venezuela en el que el presidente Marcos Pérez Jiménez sale del poder. Recordó que este proceso inició el 1 de enero y culminó con la aceptación del Mandatario de una serie de condiciones, entre la que se destacan la aceptación de excluir a Vallenilla Lanz, quien “era el operador político de la dictadura”, y también de Pedro Estrada, “encargado de la Seguridad Nacional”.

Detalló que una de las frases más destacadas de este momento fue la que dijo Pérez Jiménez, antes de partir: “Prefiero irme antes que matar cadetes”. Catalogó, por ende, este período como “el inicio de la era democrática”.

Manuel Felipe Sierra, como de costumbre, recomendó un libro: “Mi historia de Luis Aparicio”, del autor Augusto Cárdenas.