Publicado el 20 de ene de 2013 1:13 pm |

  comentarios

Foto: Prensa William Ojeda

(Caracas, 20 de enero – Nota de Prensa).- “Tan solo la urbanización Terrazas del Ávila tiene 52 huecos que han destrozado carros e incluso han hecho que señoras mayores de edad hayan tenido que ser hospitalizadas por caídas y fracturas”, así lo manifestó el diputado William Ojeda.

El Diputado petareño señaló que los vecinos que sufren daños por la cantidad de huecos que hay en las vías deberían ser indemnizados o resarcidos de alguna manera.

La avenida principal de Macaracuay está repleta de huecos, al igual que está llena de tramos irregulares la vía a Palo Verde, Lomas del Avila, y ocurre lo propio en el Marqués, La California, Buena Vista, Los Ruices, Los Cortijos, Colinas de Los Ruices, Sebucán, Los Chorros, Santa Eduvigis, La Urbina, El Llanito y ni hablar los sufridos vecinos de Parque Caiza, Guaicoco y Araguaney, ya que la vía hacia las parroquias foráneas de Sucre, Caucaguita, Mariche y la Dolorita, están destrozadas”.

El parlamentario principal a la Asamblea Nacional en representación del Municipio Sucre subrayó que este problema es un elemento que caotiza la movilidad porque esta situación le da aún mayor lentitud al desplazamiento vehicular que ya de por si es caótico.

Ojeda indicó que algo similar ocurre en los sectores populares donde el pavimento está inundado de cráteres desde la Redoma de Petare, pasando por la vía a la Urbina Barrios, La Bombilla, Julián Blanco, hasta todo José Felix Rivas, Carpintero, Valle Alto, Cuatricentenario, La Línea así como todo Maca y Barrio Unión, protestó.

Sucre transitable

“Sucre puede ser transitable y para hacer ese deseo realidad es imprescindible la implementación de varias acciones concretas, y una de ellas entre las principales es el mantenimiento en estado óptimo de las vías. Debemos tener perfectamente acopladas las juntas de los puentes, las calles sin huecos, es decir perfectamente pavimentadas, las aceras en buen estado, las alcantarillas debidamente tapadas y los desagües fluidos a destapados, la señalización y la iluminación presente en todos los espacios y en óptimo estado”, explicó el dirigente petareño.

Del mismo modo es necesario, según agregó, la mayor rigurosidad en la aplicación de las leyes de tránsito de manera de poner freno a la anarquía especialmente de los motorizados.

“Hay gente decente que se gana la vida trabajando en motocicletas, a ellos hay que apoyarlos, reconocerlos, darles un buen trato y facilitarle su trabajo, pero al mismo tiempo los delincuentes han hecho de la moto su medio de desplazamiento por excelencia para cometer sus fechorías y huir rápidamente, por lo que tenemos que tener mano dura con las zagaletones que andan en moto haciendo lo que les da la gana. Eso se tiene que acabar”.

Por esta razón William Ojeda es partidario de la aplicación severa de las normas de tránsito, para que haya orden y retroceda la anarquía que a todos perjudica.
Asimismo Ojeda, indicó que otro elemento requerido para hacer de Sucre un Municipio transitable, es la construcción de en cooperación con el gobierno nacional, nueva infraestructura vial, para lo cual es crucial que haya una buena relación entre la administración municipal y los distintos órganos del Poder Público.