Publicado el 22 de ene de 2013 8:43 pm |

  comentarios

Declaraciones ofrecidas a la prensa por Claudio Farías. Video: Noticias24, 22 de enero de 2013

(Caracas, 22 de enero – Noticias24).- Claudio Farías, diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), dijo la noche de este martes que “una agresión, o la respuesta a una agresión, no es violencia”; a propósito del impasse entre el también diputado Julio Borges y su persona.

“Lo que ocurrió hoy con el diputado Borges, que es un cobarde y se fue, es que le dije en nombre del pueblo de Venezuela que no podía permitir que siguiera insultando al presidente Chávez, y lo que recibí fue un insulto y un improperio”, aseveró durante la sesión ordinaria de la AN.

Intervención de Claudio Farías en el hemiciclo de la AN. Video: Antv, 22 de enero de 2013

“Si quieres respeto, respeta (…). Lo que hemos tenido es una perenne conspiradera de parte de ustedes”, reiteró.

Asimismo, Farías advirtió que “si (Borges) vuelve a insultar al presidente Chávez, va a recibir una respuesta contundente de cualquiera de nosotros”.

“No me arrepiento de manera alguna”

“Recibí un insulto y un empujón, ante lo cual tuve una reacción y no me arrepiento de manera alguna y creo que debe ser una lección también para él y para todos los diputados”, adjuntó a sus declaraciones Farías, una vez finalizada la sesión frente a los periodistas que cubrían la jornada.

De igual modo el parlamentario aclaró que no se trató de una acción premeditada, reiterando que no podía permitir el insulto al mandatario venezolano, al pueblo que lo eligió y a las instituciones.

Así, el diputado calificó su acción como “el reflejo de un sentimiento que estaba acumulado en el pueblo venezolano”.

Farías concluyó sus declaraciones a la prensa ratificando que el llamado a una discusión de altura en la Asamblea Nacional está planteado, pero sin insultos ni faltas de respeto.

Pocas horas antes, Borges declaró a Noticias24 Radio que el diputado Farías “sin mediar palabras me empujó contra la pared (…) y dijo que me cuidara porque literalmente me iba a caer a coñazos el día de hoy y yo no le dí importancia para no caer en provocación. Minutos más tarde, fui a cumplir con un trámite en la Asamblea, a colocar mi huella dactilar para sacar mi carnet; (…) llegó este diputado y sin mediar palabras me golpeó dos veces en la cara, comenzó a pegar gritos y se fue”.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador