Publicado el 27 de ene de 2013 11:33 am |

  comentarios

Foto: Arhivo

(Caracas 27 de enero – Noticias24) Por medio de un comunicado, el canal Globovisión, refutó las recientes declaraciones expresadas por la ministra para Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, quien acusó al medio de comunicación de haber revelado anticipadamente información, presuntamente secreta, sobre la requisa que el Ministerio a su cargo se proponía efectuar en la penitenciaría de Uribana, en el estado Lara, y que según Varela fue el “detonante de la violencia” ocurrida posteriormente en ese establecimiento penal.

Globovisión aclara que -tal como puede evidenciarse en el más reciente micro difundido por el Canal, de autenticidad fácilmente comprobable- la información sobre la necesidad de realizar una requisa en la penitenciaría de Uribana fue revelada públicamente por el gobierno nacional, primero a través de la propia Ministra (el 14 de noviembre de 2012), y sólo un día antes de la requisa (el 24 de enero) por el Director de la misma penitenciaría, Nelson Bracca, quien dio los detalles del procedimiento. En consecuencia, si es que estas revelaciones anticipadas fueron causa de alguna violencia, la responsabilidad sería exclusivamente imputable a la Ministra y al funcionario que le está adscrito, el Director de la penitenciaría de Uribana.

Globovisión niega enfáticamente haber forjado o simulado el sonido telefónico del Director de la penitenciaría, como lo afirmó sin tener alguna prueba o algún indicio, la Ministra para Asuntos Penitenciarios. La carga de probar una acusación tan absurda y manifiestamente irresponsable le corresponde a ella, y no a Globovisión. Como abogada que es, la Ministra debería saberlo.

Globovisión aclara igualmente que su señal abierta se ve sólo en las ciudades de Caracas y Valencia; en el resto del país puede verse sólo en televisión por suscripción (satelital o por cable). Si es que los reclusos pudieron ver la señal de Globovisión, como afirmó la Ministra, esto sería posible sólo si los funcionarios del Ministerio a su cargo permiten o consienten que en las penitenciarías venezolanas se contrate televisión por suscripción y se mire sin control lo transmitido.

Aclarado lo anterior, repudiamos que el gobierno nacional una vez más lance acusaciones de manera temeraria, infundada y absolutamente irresponsable contra Globovisión, incluso sin esperar los resultados de la investigación que de manera imparcial ha debido impulsar la Ministra para Asuntos Penitenciarios, quien obviamente no ha sido ni será imparcial.

La Ministra le atribuyó la reacción violenta de los reclusos a las supuestas “revelaciones” de Globovisión y otros medios de comunicación, pero no ha explicado ni ha rendido cuentas acerca de cómo llegaron a la penitenciaría de Uribana, las armas usadas por los reclusos para atacar a los efectivos militares del Estado, armas estas que han podido entrar a la penitenciaría, únicamente con el consentimiento y complicidad de agentes del Ministerio para Asuntos Penitenciarios y otros funcionarios públicos.

Estas acusaciones contra Globovisión forman parte de la campaña sistemática del gobierno nacional, para hacerle creer a los venezolanos que sus problemas reales son sólo una “sensación” creada por los medios de comunicación, y distraer la atención de los ciudadanos en torno a la responsabilidad del Gobierno por la crisis penitenciaria y demás problemas que padecemos los venezolanos.

Estas acusaciones de diversos funcionarios y medios del oficialismo, y en especial las provenientes de una funcionaria que es “órgano directo” y “colaboradora inmediata” del Jefe del Estado (como lo es la Ministra) tienen igualmente el propósito de intentar justificar más persecuciones y sanciones a Globovisión, exponer al odio público al Canal y a sus trabajadores e incitar a la violencia contra ellos, quienes desde ayer en la tarde han sido víctimas ya de insultos y agresiones en redes sociales y otros medios. Ello a pesar de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ordenó al Estado Venezolano proteger la vida, la integridad física y psíquica y la libertad de expresión de los trabajadores de Globovisión.

Globovisión extiende su solidaridad y sus condolencias a las víctimas de esta nueva tragedia y a sus familiares, y le exige al gobierno nacional que de una vez por todas asuma su responsabilidad, cese el acoso contra Globovisión y adopte las acciones necesarias para investigar de manera seria e imparcial los sucesos en Uribana, y resolver definitivamente la gravísima crisis penitenciaria.

Caracas, 27 de enero de 2013

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador