Publicado el 28 de ene de 2013 6:17 am |

  comentarios

Foto: AM NOTICIAS360

(Caracas, 28 de enero. AVN) – El economista y diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Jesús Faría, considera que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es un espacio que promueve el desarrollo económico con base en principios sociales.

Faría participó este domingo, junto al también diputado, Fernado Soto Rojas, en el programa Debate Socialista, transmitido por Venezolana de Televisión, en el cual se discutió sobre la importancia de la Celac, a propósito de la cumbre que se desarrolla en Santiago de Chile.

Al ser consultado sobre la integración y encuentro de países con ideologías muy distintas, como es el caso de Chile y Cuba, Faría dijo que esta “unidad en la diversidad” obedece a un denominador común: “La necesidad de desarrollo sobre la base de un conjunto de principios”.

Destacó que la Celac es uno de los pasos más importantes que ha dado la integración latinoamericana en su fortalecimiento, sin restar importancia a organizaciones como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), que viene incluyendo en sus debates el área político-social, además del económico.

Dijo que ha sido tal el avance en materia de integración que hoy los jefes de Estado de la Celac se reúnen de igual a igual con representantes de uno de los modelos de integración más importante del mundo: la Unión Europea.

“La Celac se sienta en condiciones de iguales con la Unión Europea para saber cómo se puede cooperar”, destacó.

Sobre el tema, Soto Rojas agregó que los cambios sustanciales en América Latina han hecho que las discusiones se den en un marco de igualdad y de respeto.

Ejemplo de ello es que Cuba asumirá este lunes la presidencia pro témpore de la Celac, cuestión que hace décadas era “imposible”.

Los diputados también hicieron reflexiones acerca de la conmemoración del 55 aniversario del 23 de enero de 1958, fecha en la que la comunidad organizada, políticos y movimientos sociales derrocaron la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Soto Rojas señaló que aunque se derrocó al dictador, el imperialismo barajó los personajes políticos que acompañaron a Pérez Jiménez e instaló en el poder a figuras a proclives a sus intereses y en detrimento de la expresión popular del pueblo.

En este sentido, Farías dijo que el mayor homenaje que puede hacérsele a la fecha es construir palmo a palmo la Revolución Bolivariana, un proceso verdaderamente democrático y popular.