Publicado el 30 de ene de 2013 2:17 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Presidencial / AVN

(Caracas, 30 de enero. Noticias24) - El canciller Elías Jaua consideró hoy como “apresuradas” las declaraciones del portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los DD HH, Rupert Colville, quien señaló que el motín en Uribana “refleja un patrón alarmante de violencia en las cárceles venezolanas”.

Video: VTV, 30 de enero de 2012

“Una vez evaluado el contenido de la declaración y abierta una discusión en el seno del Consejo de Ministros queremos expresar que en primer lugar nos parecen apresuradas las declaraciones y sentencias que se emiten en esa declaración”, dijo el Canciller en una alocución televisada.

No obstante, Jaua indicó que Venezuela entrará en contacto a través de los canales regulares establecidos con esta oficina “para brindarle toda la información” de los sucesos en Uribana, que se saldaron con la lamentable cifra de 58 fallecidos.

Destacó además que el gobierno de Hugo Chávez “ha venido cumpliendo” las recomendaciones que se hicieron en las Naciones Unidas en la revisión anual de Derechos Humanos en materia de régimen penitenciario.

“Es parte de una batalla compleja, de una batalla difícil que está siendo confrontada todos los días por el gobierno nacional”, agregó.

La ministra de Servicios Penitenciarios de Venezuela, Iris Varela, ha dicho que el penal de Uribana fue escenario de un motín provocado por “líderes negativos” que expresaron así su “resistencia” a una requisa.

Estos, según la versión oficial, dispararon “a mansalva” mientras los reos esperaban en el patio de la prisión por el inicio de la requisa a cargo de las autoridades.

“No descarto que factores políticos” de la oposición al Gobierno de Chávez “estén jugando a encender los penales y a generar una tragedia”, señaló hoy la ministra.

La oposición, la iglesia Católica y organismos locales de derechos humanos, entre otros sectores, también han responsabilizado al Gobierno de la violencia en esa cárcel del estado Lara y han pedido la dimisión de la ministra.

En Venezuela existen 32 penales que tienen unos 47.000 reclusos, de acuerdo con registros oficiales, pero fueron diseñados para albergar solo a 12.000 personas. Durante 2011 hubo 560 muertos en los penales venezolanos, cifra que supera la de 2010, cuando se registraron 476 asesinatos.

Con información de EFE