Publicado el 03 de feb de 2013 9:03 pm |

  comentarios

Foto: Composición Noticias24 / capturas de video

(Caracas, 04 de febrero. Noticias24) “El grupo de militares que violó su juramento y la Constitución está ya detenido”. Algunos recordarán estas palabras, muchos sólo el sonido de las ráfagas y tanques. Estos son los discursos que bajo un gran clima de tensión, dirigiera el entonces presidente Carlos Andrés Pérez a los venezolanos durante los hechos del 4 de febrero de 1992.

La madrugada de ese 4 de febrero, las principales ciudades del país amanecieron de golpe. Varios oficiales medios de las Fuerzas Armadas tomaron el palacio presidencial, la residencia presidencial y las principales guarniciones de Maracaibo, Valencia, Maracay y Caracas.

Miles de venezolanos aterrados observaban a través de las pantallas de televisión un tanque subiendo por las escaleras de Miraflores, mientras que por las ventanas podían escucharse disparos de fusiles.

El motivo del alzamiento, derrocar del poder al presidente Carlos Andrés Pérez, quien bajo la incertidumbre logró escapar en un vehículo del palacio presidencial y se dirigió a las instalaciones de la televisora privada Venevisión.

Primer discurso: “Confianza y fe en la democracia”

Video: Archivos de la Biblioteca Nacional

El presidente Pérez visiblemente molesto dirigió un mensaje a la nación mientras sucedía el asalto militar a los bastiones del Gobierno. En un primer plano de la pantalla, Carlos Andrés Pérez catalogaría como “hecho insólito” el golpe de Estado que estaba en pleno desarrollo.

“El regimiento de paracaidistas de Aragua desacatando su juramento y los mandatos de la Constitución se alzó contra la Constitución y los poderes legalmente constituidos. Pretendieron por sorpresa tomar el palacio de Miraflores y La Casona”, acotó.

Buscando apoyo en el pueblo que lo había elegido, pero que se encontraba descontento con su gestión, Pérez agregó: “Me dirijo a todos los venezolanos, para que juntos repudiemos este hecho, para que digamos de una vez por toda que en Venezuela es el pueblo quien manda y quien conduce los destinos de la nación, y que su Presidente cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas y de todos los venezolanos”.

Sentado en un escritorio el entonces mandatario nacional repudiaba los hechos y mandaba a los militares a sus cuarteles a defender y proteger del peligro la patria. Asimismo incluía a las fuerzas vivas del país en su lucha, “para que todo el país junto con las Fuerzas Armadas formemos un solo as para enfrentar esta intentona que traiciona los mejores y más legítimos intereses de Venezuela”.

Segundo discurso: “Su obediencia es para conmigo, para quien tiene el mandato del pueblo”

Video: Archivo de la Biblioteca Nacional

Luego de pocas horas, Pérez saldría nuevamente en la pantalla por sugerencia del dirigente político Eduardo Fernández, quien se encontraba en el canal Venevisión.

“Después del primer discurso del presidente Pérez, yo le sugerí que hiciera un segundo mensaje. En el primero lo había notado muy alterado. Entonces recordé la estrategia del general De Gaulle tras el golpe que le habían dado en Argelia. Le propuse que se dirigiera al país bien arreglado, con una bandera de Venezuela atrás y que hablara como Jefe de Estado, dando las órdenes a los militares de rendirse” comentó Fernández.

En ese breve pero contundente mensaje, un desafiante mandatario enunció un mensaje exclusivamente para los militares:

“Quiero dirigirme especialmente a las Fuerzas Armadas Nacionales oficiales y soldados, les habla su Comandante en Jefe, su obediencia es para conmigo, para quien tiene el mandato del pueblo, para quien juró la Constitución. Cualquier oficial que pretenda hacer desconocer el mandato, de cualquier jerarquía debe ser desconocido por ustedes, tienen que honrar al pueblo de donde provienen. Yo les envío la orden precisa y categórica, de obedecer a su Comandante en Jefe, obedecer a los comandos naturales de la organización militar, que permanecen firmes en obediencia y acato a la Constitución de la República”.

Tercer discurso: “Tenía como objetivo el asesinato del Presidente de la República”

Video: Archivo de la Biblioteca Nacional

A las 6 de la mañana, tras horas de desconcierto, ya en el despacho presidencial de Miraflores y acompañado de Fernando Ochoa Antich, ministro de la Defensa; Carlos Andrés Pérez tranquilizó a la nación e informó que la situación ha sido controlada, “En Caracas el foco que pretendió subvertir el orden, el grupo de militares que violó su juramento y la Constitución está ya detenido”.

Aseguró que sólo se encontraba un foco de disturbio: “Tenemos aún alguna complicación importante en la ciudad de Valencia, el batallón blindado desconociendo la autoridad de superiores, violando deshonorablemente su juramento tomo posesión del comando; desde el despacho de Miraflores les ordeno la inmediata rendición de su fuerte y ponerse a las órdenes de las autoridades del estado”.

También vendría un anunció contundentemente a la nación, Pérez expresaría que su asesinato era la meta del alzamiento, “se atrevieron a asumir esta intentona golpista, que tenía como objetivo el asesinato del Presidente de la República. Es bueno que los venezolanos se enteren del crimen que se pretendía, y de las graves consecuencias que hubiese significado para Venezuela un hecho de esta naturaleza”.

Aún ataviado con la misma ropa de la noche anterior, Pérez apuntó que contaba con el apoyo de muchos líderes nacionales e internacionales, quienes repudiaban el golpe y ofrecían su respaldo al poder legitimamente constituido.

Tras nuevamente ordenar la rendición de los militares que aún se encontraban combatiendo, concluyó: “El pueblo de Venezuela quiere ser democrático. La democracia venezolana no podrá ser hollada por ningún ambicioso o delincuente, las Fuerzas Armadas se honran en su dignidad”.


Por: Ingrid Támara Arteaga/Departamento de investigación/Noticias24
Edición y montaje: Harold Martínez / Noticias24