Publicado el 03 de feb de 2013 8:16 pm |

  comentarios

Foto: AP Images

(Caracas, 27 de febrero. Noticias24) – El 16 de febrero de 1989, el presidente de la República para esa época, Carlos Andrés Pérez, anunció al país unas medidas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que produjeron una elevación abrupta en los precios del transporte y los alimentos, con la excepción de 18 renglones de la cesta básica.

En una publicación de la Agencia Venezolana de Noticias, el historiador y abogado Luis Britto García explicó en qué consistía “el paquetazo” que realizaba el Gobierno para esa fecha.

“La gasolina duplicó su costo en un día, y la mayoría de los restantes insumos duplicó y triplicó su precio en igual lapso. El gobierno liberó las tasas de interés, con el resultado de que éstas rondaron la magnitud usuraria del 100% anual. Para represar la liquidez monetaria, el Estado puso a disposición de los bancos los llamados Bonos Cero Cupón, que les pagaban estas tasas estrafalarias a costa del Fisco”, recordó.

Britto García describió el paquete económico como una estrategia de cesión de la soberanía largamente planificada, que condujo posteriormente al país a una crisis estructural, en la que la mayoría de la población se encontraba en niveles de pobreza extrema, excluida del aparato productivo y de los beneficios sociales que debía garantizar el Estado.

Rodrigo Cabezas: “Este episodio debería estudiarse en las escuelas de Economía”

Foto: AP Images /Archivo

El presidente del Parlatino-Venezuela, Rodrigo Cabezas, manifestó en una entrevista publicada el 28 de febrero de 2012 en el Correo del Orinoco lo siguiente: “La carta de intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que aceptó el gobierno de Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato (1989-1993) fue un acto de entrega de la soberanía nacional, con la complicidad de la burguesía nacional y la clase política liderada por AD y Copei”.

En este sentido, agregó: “Aunque el gobierno aplicó al pie de la letra esas recetas, la revuelta popular y la inestabilidad política que devino después de ese histórico acontecimiento, el FMI consideró país de alto riesgo y se abstuvo de desembolsar la mayoría del préstamo bajo la modalidad de facilidad ampliada que firmó con bombos y platillos en junio de 1989. Después de firmar a espaldas del país a principios de febrero de 1989 un acuerdo stand-by para acceder a recursos de corto plazo por cerca de 360 millones de dólares”.

Rodrigo Cabezas recordó algunas medidas que iban a imponer en Venezuela el Gobierno de Carlos Andrés Pérez. “Se acordó un incremento del precio de la gasolina de 300%. En el primer año 100% y el resto, en los dos años sucesivos. El transporte se incrementó en 30% de un solo trancazo y después de tres meses se iba elevar progresivamente hasta alcanzar cerca de 100%. Fue un tiempo oprobioso. Este episodio debería estudiarse en las escuelas de Economía” .

El también exministro de Finanzas dijo que “en el paquetazo de CAP II redujeron los subsidios de la agricultura, los subsidios a los alimentos. Al igual que los gastos de mantenimiento a las escuelas y hospitales que provocaron un deterioro de su infraestructura física sin precedentes en el país y que nosotros tuvimos que levantar a lo largo de estos años”.

Los principales puntos del llamado paquete económico eran los siguientes:

* Liberar las tasas de interés. 
* Liberar el control de cambio. 
* Liberar los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones
de la "cesta básica". 
* Aumentar las tarifas de los servicios públicos como luz, agua, teléfono 
y gasolina. 
 * Reducir el déficit fiscal a un máximo de 4% y congelar los cargos de 
la administración pública. 
 

Estas medidas iban a estar acompañadas de una especie de programa social que incluía:

* Subsidios directos a los productos de la cesta básica.
* Programa de becas alimentarias para miles de estudiantes.
* Instalación de 42.000 hogares de cuidado diario. 
* Plan de consolidación de barrios * Política de apoyo a microempresas. 
* Consolidación de los ambulatorios de salud. 
* Creación de la Comisión Presidencial para la Lucha contra la Pobreza.

Todas estas imposiciones ocasionaron molestias en los sectores populares, principalmente en la ciudad de Caracas, donde el 27 de febrero de 1989 se generó una protesta llamada “El Caracazo” que estuvo acompañada de disturbios, saqueos y muertes por doquier en rechazo a la forma de vida que se quería implementar en el país.

Luego del culminar el Caracazo quedaron secuelas en la población, ya había una desaprobación mayoritaria de la gestión de CAP y una falta de liderazgo que hizo que el paquete de medidas fuera fracasado y rechazado.

Foto: AVN / Cortesia Francisco Solorzano

Venezuela anuncia retiro del Fondo Monetario Internacional

El 30 de abril de 2007, el primer mandatario nacional, Hugo Chávez, informó en cadena nacional desde el Teresa Carreño, la decisión de retirar a Venezuela del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

“No nos hace falta estar yendo a Washington, al Fondo Monetario, ni al Banco Mundial, ni nada. Yo quiero formalizar la salida de Venezuela del Banco Mundial, del Fondo Monetario… de todo eso”, apuntó el Jefe de Estado.

“No queremos ni estar allí (FMI), y que nos devuelvan los reales”, así dijo Chávez tras anunciar la salida de Venezuela del FMI

“En fin. vamos a retirarnos. Quiero firmar la cuenta esta noche y solicitar que nos devuelvan lo que nos corresponde”, agregó.

“Ya no nos hace falta estar y tener, que si un representante allá. No queremos ni estar allí, y que nos devuelvan los reales (el dinero) porque ahora nos deben. Allá tenemos unos realitos”, acotó en alusión a la reciente cancelación anticipada total de la deuda, que Venezuela mantenía con el Banco Mundial y vencía en 2012, con la cual el país se ahorró 8 millones de dólares.

Venezuela canceló todos sus compromisos con el FMI poco después de que Chávez asumiera la presidencia del país en 1999. El FMI cerró sus oficinas en Venezuela a finales de 2006.

Cuando Hugo Chávez fue electo por primera vez Presidente de la República, Venezuela mantenía una deuda de 3.300 millones de dólares con organismos multilaterales, reseñó una nota de AP

Foto: Prensa Presidencial / Marcelo García

Medidas económicas durante el Gobierno de Hugo Chávez

El Gobierno Nacional en febrero de 2003 creó la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), este organismo regula la venta de dólares en el mercado nacional, en ese momento sus promotores afirmaron que fue una medida necesaria con el fin de evitar la fuga de divisas, la disminución de las reservas internacionales, la desestabilización del valor externo de la moneda, todo esto consecuencia de la evasión fiscal, el paro que experimentó la industria petrolera, y la fuga masiva de capitales.

El viernes 8 de enero de 2010, había sido la última devaluación del bolívar anunciada por el presidente Chávez, fecha en la que además estableció dos tipos de cambio en el marco del control cambiario vigente desde el 2003.

“Todo esto lleva varios objetivos: el reimpulso de la economía productiva, el fortalecimiento de la economía venezolana, el frenar las importaciones que no sean estrictamente necesarias y también al mismo tiempo estimular la política exportadora”, dijo ese día Chávez desde un consejo de ministros trasmitido por la televisora estatal.

En los períodos de Gobierno de Chávez el tipo de cambio pasó de Bs. 1,60 a 4,30

Porteriormente, en ese mismo año el Estado venezolano informó en rueda de prensa del Ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, la unificación a partir del 1 de enero de 2011 de la tasa cambiaria en procura de simplificar el manejo de los requerimientos de divisas, como parte de la política de control de cambios instaurada en el 2003.

“Esta decisión nos va a permitir una simplificación del manejo de esta situación (las operaciones cambiarias) y no tenemos duda que va a tener una consecuencia en lo que va hacer en las inversiones en el año 2011 y 2012, cuyos efectos van a hacer cumplir las metas de crecimiento”, agregó, sin dar otros detalles Giordani.

El 25 de enero del presente año, el presidente Hugo Chávez ha tomado un conjunto de decisiones en el ámbito económico que serán informadas al país por el gabinete ejecutivo, así lo informó el vicepresidente Nicolás Maduro al llegar a Venezuela procedente de La Habana, donde se reunió con el mandatario.

Estas decisiones son “en el campo de la economía para garantizar el funcionamiento del presupuesto de este año”, detalló Maduro.

El 8 de febrero de 2013, el vicepresidente de Economía Financiera, Jorge Giordani, anunció la devaluación del bolívar de 46,5%, quedando a 6,30 por dólar estadounidense. La divisa nacional mantenía una tasa cambiaria de 4,30 desde 2010.

“Actualmente, todos sabemos que hay un patrón único de Bs. 4,30, y se tomó la decisión de pasarlo a Bs. 6,30“, dijo durante una rueda de prensa ofrecida en Caracas, junto al presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes.

Por su parte, Giordani alegó que la medida no lleva la tasa de cambio a 6,30 para aumentar los ingresos obtenidos por las exportaciones petroleras pues “tenemos ingresos suficientes”.

Durante el Gobierno de Hugo Chávez el tipo de cambio pasó de Bs. 1.600 a 1.920, de esta cifra a 2.150 y de 2.600 bolívares después se ubicó en 4.30 bolívares y para la última devaluación llegó a 6.30 bolívares.

Foto: Thomas Coex / AFP – Archivo
Por Ronald Romero / Departamento de Investigación Noticias24