Publicado el 01 de feb de 2013 5:06 pm |

  comentarios

Foto: Archivo

(Caracas, 01 de febrero. Noticias24) – El oficialismo y la oposición en Venezuela están en una nueva pugna. Esta vez, la suerte de 3 comisarios, acusados de ser responsables de al menos 19 muertes durante los sucesos violentos de 2002, ha remarcado las diferencias entre los líderes de cada acera.

Iván Simonovis, Henri Vivas y Lázaro Forero fueron condenados tras su presunta responsabilidad en estos hechos, pero solo Simonovis sigue en prisión.

“Iván Simonovis no está pidiendo un acto de indulgencia sino una medida humanitaria que está establecida en la norma venezolana”

En julio de 2011, Forero recibió una medida humanitaria por el cáncer que padecía luego de que Chávez manifestara que los “políticos presos, que no es lo mismo que presos políticos”, que estuvieran enfermos merecían beneficios penitenciarios independientemente del delito cometido.

Mientras que en diciembre de 2011 un tribunal concedió la libertad por razones de salud a Henri Vivas, a quien le detectaron un tumor en la garganta y además padece de glaucoma y problemas auditivos.

Pero la libertad de Simonovis se ha convertido en un objetivo de sus familiares y algunos opositores, como el diputado Edgar Zambrano, quien preside una comisión que se ha reunido con el gobierno para conseguir la excarcelación de algunos “presos políticos”.

Hace pocos días la hija del comisario Iván Simonovis, Ivana Simonovis, consignó una carta al vicepresidente Nicolás Maduro para solicitar que el Gobierno le conceda una medida humanitaria a su padre, que, según la familia, sufre una osteoporosis severa tras estar ocho años recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

No obstante, el vicepresidente Nicolás Maduro, quien se reunió ayer con familiares de víctimas del 11-A, señaló que los crímenes de lesa humanidad no pueden quedar impunes. Asimismo, expresó que fueron “crímenes sumamente graves que tienen que ser castigados”, algunos de ellos ya fueron castigados, para que “no haya impunidad”.

Por otra parte, diputados de la oposición venezolana presentaron a finales del año pasado un proyecto de Ley de Amnistía a favor de la liberación de quienes califican como “presos políticos”. La iniciativa es liderada por el diputado Edgar Zambrano, quien dijo a Efe a principios de enero que el estado de salud del presidente Chávez ha dificultado las gestiones.

Zambrano señaló que “Iván Simonovis no está pidiendo un acto de indulgencia sino una medida humanitaria que está establecida en la norma venezolana”.

Las reuniones de los familiares de las víctimas del 11 de abril continuaron y en esta ocasión el 01 de febrero se reunieron con la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien apuntó que “se debe verificar si la situación de salud en la que ellos se encontraban fue superada para que vuelvan a su anterior situación”, dijo sobre los excomisarios Vivas y Forero.

Sin embargo, las reacciones de representantes de la MUD no se han hecho esperar y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, calificó de “verdugo” a Nicolás Maduro quien a su juicio se le olvidó que los líderes de dos intentos de golpes de Estado, donde murieron civiles, no estuvieron más de dos años presos. “Hay que tener corazón de piedra para no conmoverse con la carta que escribió su hija (Ivana Simonovis)”, sumó.

Igualmente el líder opositor, Henrique Capriles Radonski, manifestó que al comisario Simonovis “lo convirtieron en un trofeo de los sucesos de abril de 2002. El comisario está preso sin haber cometido ningún delito”. Además calificó dicho día como “una fecha triste para la historia y el recuerdo de todos los venezolanos”.

Con información de EFE

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador