Publicado el 02 de feb de 2013 8:48 am |

  comentarios

Foto: Noticias24 / Archivo

(Caracas, 2 de febrero. Noticias24) – El exsecretario general del MAS, Leopoldo Puchi, señaló en su artículo de opinión de este sábado que “es bastante probable que este año se celebren nuevas elecciones presidenciales” en Venezuela.

“Las figuras que van a competir tendrían una base de partida más equilibrada, porque no jugaría tan abiertamente en la contienda el arrastre electoral que posee Chávez”, resaltó.

A continuación la columna de Leopoldo Puchi:

De acuerdo con la información suministrada por el ministro Ernesto Villegas, el presidente retornará al país en pocas semanas. Es razonable pensar que de inmediato procedería a juramentarse ante el Tribunal Supremo de Justicia, de modo tal que la discusión sobre la validez de la decisión del diferimiento del acto de toma de posesión pasará a ocupar un segundo plano en el debate político, más allá de las consideraciones jurídicas que se continúen haciendo al respecto.

Muy poco sentido tendría que algunos sectores continúen hablando de “gobierno de facto” o de “violación a la Constitución”. Hasta ocioso sería continuar discutiendo sobre el asunto.

Si la evaluación de su salud, luego de la reciente intervención quirúrgica, es completamente satisfactoria, sin duda alguna ejercerá sus funciones durante los seis años para los que fue electo. Sin embargo, es posible que el informe médico sea diferente y el presidente se vea obligado a alejarse un tanto de las funciones de gobierno o simplemente a retirarse del cargo. Estas circunstancias pudieran abrir un nuevo período de tensiones. Todo dependerá de la manera en que sean manejadas sus diferentes variables.

Si las condiciones de salud del presidente continúan seriamente comprometidas, el ejercicio de las funciones presidenciales por parte de Chávez favorecería la delegación y la dirección colectiva. Pero, al mismo tiempo, se crean rendijas para el cuestionamiento y la inestabilidad, lo que hará más difícil afrontar los serios desafíos económicos y los retos de los cambios políticos y sociales programados.

Es bastante probable que este año se celebren nuevas elecciones presidenciales. Las figuras que van a competir tendrían una base de partida más equilibrada, porque no jugaría tan abiertamente en la contienda el arrastre electoral que posee Chávez. Desde este punto de vista se normalizaría el proceso, pero al mismo tiempo este elemento pudieran dar origen a una diferencia más cerrada entre las dos opciones y prestarse a un escenario de desconocimiento de los resultados electorales. Una amplia ventaja, como la del 7 de octubre, siempre es disuasiva.

Por otra parte, existen corrientes, en el Gobierno y en la oposición, que consideran como ilegítimo que el uno u el otro, según el caso, ejerza el poder y aplique desde éste su correspondiente programa de gobierno. Un espíritu de intolerancia muy fuerte, que se expresa en frases como la de monseñor Ovidio Pérez Morales, según el cual “el socialismo del siglo XXI es moralmente inaceptable”. Así que no bastará con que haya elecciones para que el país salga bien parado en 2013. Hay también que vencer supersticiones y fanatismos.

Por: Leopoldo Puchi
“El retorno de Chávez”