Publicado el 03 de feb de 2013 1:24 pm |

  comentarios

Foto: AVN / Zurimar Campos / Archivo

(Caracas, 03 de febrero. AVN) - Sectores de la oposición venezolana gestan una conspiración en contra del orden Constitucional, advirtió una vez más este domingo el periodista José Vicente Rangel, quien consideró un deber ciudadano la denuncia oportuna y responsable de estas nuevas maniobras “para evitar sorpresas”.

Video: Televen 03-02-13

“Hay una conspiración que se viene desarrollando paulatinamente, que ya algunos (de la oposición) asumen y justifican con desfachatez; que muestran claras evidencias. Denunciarlo responsablemente es un deber ciudadano“, subrayó Rangel.

El periodista y exvicepresidente de la República insistió en la necesidad de “impedir que el juego doble oposicionista logre el objetivo de confundir al país y salirse con la suya”.

Advirtió que actualmente el pueblo está en presencia de similares escenarios a los generados en 2002, cuando la oposición actuó, con absoluta impunidad, con el apoyo de dirigentes políticos, empresarios, la Iglesia Católica, la misión militar norteamericana y medios de comunicación.

La dualidad que empleó la oposición en 2002, al montar el golpe de Estado y al mismo tiempo negarlo para atribuirlo al Gobierno, una maniobra distraccionista hasta que finalmente se produjo el Carmonazo, “es algo que recordar, que hay que tener presente ante los anuncios amenazantes y ante la trama que está en marcha“, subrayó durante el inicio de su programa dominical José Vicente Hoy, transmitido por Televen.

“Su accionar apunta constantemente en esa dirección. Les obsesiona desestabilizar, bien sea recurriendo a prácticas conspirativas”

Asimismo, el periodista señaló que en algo natural se ha convertido este tipo de acciones por parte de la oposición.

“Su accionar apunta constantemente en esa dirección. Les obsesiona desestabilizar, bien sea recurriendo a prácticas conspirativas o manejando hipócritamente su participación en el terreno legal”.

Dijo que la gesta de planes conspirativos y desestabilizadores, que han mantenido desde la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia, no han sido apaciguados a pesar de las innumerables derrotas de las mismas: el fracaso del golpe de Estado, el 11 de abril de 2002, de la huelga general empresarial, el paro petrolero y las guarimbas.

Esos fracasos no han logrado que “esos sectores, en el fondo profundamente antidemocráticos, entraran en razón y revisaran su política“, agregó Rangel, “por el contrario, de cada desastre siempre salieron a preparar nuevos intentos”.

“En la base de tal actitud están presente su permanente desprecio a la democracia, a la Constitución, al estado de derecho y la desesperación que les produce a esos sectores el hecho que cada vez que compiten electoralmente el pueblo les propina una derrota”.

Recalcó que todo ello convierte a estos sectores en hipócritas. “Cuando actúan políticamente siempre optan por el engaño como recurso supremo y se manejan en dos planos: en el legal y en el ilegal; emplean la vía electoral para ver si le sacan algún provecho, pero siempre tienen el puñal en la manga para acabar con la democracia y sus instituciones“.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador