Publicado el 04 de feb de 2013 6:59 am |

  comentarios

(Caracas, 04 de febrero. Noticias24) – Durante una entrevista realizada por el periodista Mario Villegas en su columna “Puño y Letra”, el presidente del comité asesor de Copei, José Curiel, expresó que “lo mejor de la era Maduro es que abrió las puertas a un barajo político en el país“.

Al ser consultado, sobre si hay algún parecido entre los gabinetes ejecutivos de la Cuarta República y los de la Quinta, Curiel comentó que “se parecen únicamente en el nombre de ‘gabinete’ porque los de la república civil eran deliberantes y los ministros podíamos discrepar respetuosamente del Presidente. En este régimen militar los ministros se limitan a cumplir órdenes, dictadas a veces a control remoito, aun cuando muchas veces no pueden cumplirlas exitosamente”.

Asimismo, destacó que el estado Falcón “se ha convertido en un carnaval de propaganda. Los gobiernos regionales chavistas han sido gobiernos de vallas, con las cuales han pretendido apropiarse de muchas obras que fueron realizadas en mi gestión como gobernador”.

A continuación la entrevista completa:

-¿Algún parecido entre los gabinetes ejecutivos de la Cuarta República y los de la Quinta?
-Se parecen únicamente en el nombre de “gabinete” porque los de la república civil eran deliberantes y los ministros podíamos discrepar respetuosamente del Presidente. En este régimen militar los ministros se limitan a cumplir órdenes, dictadas a veces a control remoito, aun cuando muchas veces no pueden cumplirlas exitosamente.

-¿En qué medida ha avanzado el estado Falcón tras 14 años de gobierno chavista?
-Falcón se ha convertido en un carnaval de propaganda. Los gobiernos regionales chavistas han sido gobiernos de vallas, con las cuales han pretendido apropiarse de muchas obras que fueron realizadas en mi gestión como gobernador, como el Teatro de Coro, las avenidas Buchivacoa y Ramón Antonio Medina, varios ambulatorios y, en particular, la Zona Libre de Paraguaná, promovida e iniciada en mi administración y que ha sido un motor fundamental del crecimiento económico de Falcón.

-¿Esperaba que su excompañero y paisano Aldo Cermeño brincara la talanquera hacia el chavismo?
-No. Sin embargo, es un hecho lamentable que creo fue producto de su falta de fe y de frustración personal ante la derrota que sufrió en las elecciones primarias de la oposición. Pero no soy juez para juzgar a nadie.

-¿Cuándo fue la última vez que estuvo en el Palacio de Miraflores?
-Fue en 1999, siendo yo gobernador. Una noche el presidente Chávez me mandó a llamar urgentemente a través de su Casa Militar. Al llegar al Palacio, a primera hora del día siguiente, me dijeron que el Presidente no estaba. Los entonces ministros Luis Miquilena y Alfredo Peña me informaron que Chávez se había ido a Los Roques.

-¿Qué le quedó a Copei de su participación en el debate del II Plan Socialista de la Nación?
-Lo que nos quedó fue el convencimiento de que la mayoría de los venezolanos, incluidos todos los partidos democráticos, somos simples testigos de piedra frente a un plan preconcebido que de ejecutarse llevará a Venezuela al desastre.

-¿Qué es lo que más le gusta de la era Maduro?
-Que ha abierto las puertas a un barajo político en el país.

-¿Y qué salida vislumbra a la situación política nacional?
-Todos los venezolanos, sin distingos de ningún tipo, debemos unirnos para constituir un gran frente nacional para rescatar la soberanía del país, hoy entregada al régimen cubano, y para reconstruir a Venezuela moral y materialmente.

-¿A qué se parece una sesión de la actual Asamblea Nacional?
-A una gallera desmejorada.

-¿Ya los copeyanos le perdonaron al difunto Rafael Caldera haber dividido al partido que fundó?
-Caldera no era un superhombre sino un ser humano como todos, con sus virtudes y sus defectos. Los copeyanos nos hemos ido olvidando de sus defectos y cada vez valoramos más su legado histórico.

-¿Qué admira del presidente Chávez?
-Sus dotes de prestidigitador y su capacidad para seducir a un sector importante de la población.

-Como exministro de Obras Públicas, ¿Cómo evalúa la gestión de la V República en materia de infraestructura física?
-En esa materia, la V República está raspada. Los gobiernos de la república civil, todos sumados, contaron con mucho menos recursos que este gobierno en 14 años, durante los cuales ha tenido y despilfarrado un ingreso petrolero récord a más de 100 dólares por barril.

A título de ejemplo, de las 100 represas existentes en Venezuela para la producción de electricidad y agua potable y para riego, los gobiernos de la república civil construyeron 81, incluida una de las más grandes del mundo, el Guri, otras 17 son anteriores al año 1958, mientras que este gobierno no ha podido terminar siquiera dos, iniciadas por cierto en los gobiernos democráticos. La misma comparación podríamos hacer en áreas como vialidad, salud, educación, cultura, viviendas, entre otras.

-¿En vez de oposición constructiva hay quienes hoy día practican una “oposición constructora”, como la que denunció Luis Herrera Campíns en tiempos de Jaime Lusinchi?
-La política de este gobierno ha sido la de destruir a la empresa privada, incluyendo a la construcción. Todas las obras importantes están en manos de empresas extranjeras, como las chinas, rusas, bielorrusas, iraníes y brasileñas, entre otras.

También el gobierno tiene algunas empresas favoritas, muchas de ellas de maletín, creadas o manejadas por los llamados boliburgueses, que reciben grandes contratos que a veces ni siquiera ejecutan. Todo esto es síntoma de una gravísima corrupción.

“Lo mejor de la era Maduro es que abrió las puertas a un barajo político en el país”
Por: Mario Villegas
mariovillegas100@gmail.com

Twitter: @mario_villegas

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador